Esther Chaves: "Ninguna orden de alejamiento impedirá seguir en la lucha"

  • Los familiares de José Bretón denuncian sentirse coaccionados por miembros de la familia materna de los menores desaparecidos, Ruth y José.

Esther Chaves, portavoz de la familia materna de Ruth y José, los dos hermanos onubenses desaparecidos en Córdoba el 8 de octubre de 2011, ha asegurado que "ninguna orden de alejamiento" les va a "impedir seguir en la lucha y la búsqueda de la verdad".

En el perfil de la red social Facebook Buscando a Ruth y José, Chaves se ha referido a la orden dictada a principios de esta semana por un juzgado de Sevilla por la que prohíbe a cinco familiares de Ruth Ortiz, madre de los menores, acercarse o comunicar con Rafael Bretón, residente en Tomares (Sevilla), y hermano del padre de los pequeños que cumple prisión provisional. "No vamos a dejar de luchar y buscar a Ruth y José, que no nos van a callar" y "ninguna orden de alejamiento nos va a impedir seguir luchando por el derecho a la Infancia y porque Ruth y José tengan una vida feliz junto a su madre", ha aseverado.

Con letras mayúsculas porque, según ha explicado, "no podemos gritar más alto", Chaves ha apuntado que cada día la familia Bretón demuestra ser "más obtusa" y ha calificado de "increíble" que denuncien a familiares de Ruth Ortiz porque se sientan "coaccionados". En este sentido ha señalado que no entiende de qué se considera "víctima" esta familia y por qué se sienten "coaccionados" ya que "las armas que han usado los Ortiz son unos carteles y unas caretas con las fotos de los pequeños".

La portavoz se ha preguntado si Rafael Bretón se ha planteado que "la única coacción existente es la que está haciendo su propio hermano, al haber hecho desaparecer a Ruth y a José" o si Catalina Bretón, también hermana del padre de los menores, ha caído en la cuenta de que es "su propio hermano el que ha hecho que sus hijos se pierdan" unas Navidades, unos Reyes, el cumpleaños de su madre o sus fiestas de fin de curso".

Además se cuestiona si los Bretón se plantean que "son ellos los que con su silencio y derecho a apoyar a su hermano o a su hijo están haciendo daño psicológico a sus hijos por privarlos del derecho que tienen esos primos a jugar juntos" o que "no es la familia Ortiz quien ha hecho desaparecer a los niños".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios