Expertos otean 2020 y auguran mejoras sociales y económicas

  • Medio centenar de científicos evalúan el futuro de la comunidad · Inmigración y fondos europeos, en el lado oscuro

Un total de 40 preguntas para medio centenar de expertos del ámbito académico y de la investigación dibujan un escenario óptimo para Andalucía en el horizonte de 2020. Los resultados de un proyecto elaborado por el Centro de Estudios Andaluces ofrecen una mejora social en campos como la sanidad, la educación, la reducción de los niveles de desempleo, el recorte de los niveles de pobreza, el descenso del maltrato a las mujeres o la calidad de vida de las personas con dependencia, así como una enorme "confianza" en el desarrollo de la economía.

El informe, que presentaron ayer en rueda de prensa Alfonso Yerga, director del Centro, y Eduardo Bericat, catedrático de Sociología y director del estudio, aporta también que el escepticismo se apodera de los expertos al valorar el impacto del nuevo Estatuto de Autonomía, unas dudas que se trasladan también a la vivienda, problema que persistirá en su actual magnitud.

Sólo en dos de los campos consultados intuyen los expertos un futuro más oscuro: la preocupación por la inmigración , algo "razonable" para Bericat ya que es un fenómeno que aumentará y de los que más preocupan a los andaluces. El otro es la financiación que recibe la comunidad de los Fondos Estructurales de la UE, que desaparecerán en 2013.

Para el investigador, los resultados de Andalucía 2020 aportan una "novedad histórica": se supera la cultura fatalista que ha caracterizado a los andaluces. "Es un cambio histórico radical, por fin hay confianza en que con sus propios recursos se puede afrontar el futuro", estimó Bericat.

Aún más notable es la confianza de los expertos en la evolución de la economía andaluza, una "ciencia siempre lúgubre y pesimista". Ni siquiera la pérdida de los fondos europeos merman el optimismo de que Andalucía siga creciendo en los próximos años.

Además de las tendencias de cambio hasta 2020, los expertos puntuaron la relevancia de los temas a abordar y establecieron una jerarquía que podría constituirse en un decálogo de actuaciones para los poderes públicos. Educación, vivienda y dependencia encabezan la lista de prioridades. "Éstos son los elementos estratégicos que deben definir las políticas y estrategias para el futuro", comentó Bericat.

El punto de partida de Andalucía 2020 fue un informe elaborado por 13 expertos en diversos ámbitos como la economía, la educación, el medio ambiente, las infraestructuras o los recursos hídricos. Se elaboró un cuestionario de 40 preguntas y se invitó a los expertos. Se sometieron a un cuestionario a doble vuelta, denominado en Sociología como Delphi -del griego Delphos: oráculo-, para darles la posibilidad de ratificarse o rectificar su opinión inicial, así como para mostrarles la opinión mayoritaria del grupo.

"Hay que tener en cuenta que es un ejercicio de prospectiva", precisó Yerga, "porque nadie tiene una bola de cristal para saber cómo estará Andalucía en el año 2020".

En 2008, el Centro de Estudios Andaluces celebrará dos seminarios en los que revisará la información del estudio y comenzará a plantear un Andalucía 2030.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios