Fallece un hombre de 75 años tras incendiarse su casa en La Golondrina

  • El fuego se originó a primera hora de la mañana en una de las habitaciones de la vivienda a causa de un fallo en la instalación eléctrica · Otro incendio se salda con la intoxicación por humo de cinco personas

La barriada de La Golondrina se despertó ayer alertada por un trágico incidente. Un hombre de 75 años falleció al incendiarse su vivienda, situada en la calle Escultor Enrique Moreno, a causa de un fallo en la instalación eléctrica. El denso humo que salía por las ventanas del inmueble alertó a los vecinos más próximos, que inmediatamente dieron el aviso al servicio de emergencias sanitarias 112, aunque ya era demasiado tarde para salvar la vida del anciano.

La primera llamada de alerta se produjo sobre las 08:15 cuando un vecino advirtió de que salía mucho humo por las ventanas de una vivienda próxima a la suya. Inmediatamente avisó a una de las propietarias de otro inmueble cercano, ya que sabía que ella guardaba una llave de la casa incendiada por si en algún momento el anciano necesitaba ayuda. Al comprobar que únicamente salía humo del inmueble y que las llamas no les impedían el paso, abrieron la puerta de entrada. Segundos más tarde encontraron el cadáver de la víctima tirado en un pasillo con una goma entre las manos. "Había mucho humo y tan sólo una pequeña llama prendida en una mesita baja. Pero lo que está claro es que él intentó apagar el fuego, ya que sujetaba una goma que soltaba agua, que incluso salía por debajo de la puerta cuando íbamos a entrar", relató la vecina.

En el lugar de los hechos se personaron varias dotaciones Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS), la Policía Local, la Policía Nacional y los servicios sanitarios, que no pudieron hacer nada para salvarlo, ya que la inhalación de humo le provocó la muerte.

La víctima, padre de cuatro hijos, era una persona mayor que sufría problemas respiratorios y que incluso hacía uso de unas muletas para poder moverse. Los vecinos, además, señalaron que ya se había quejado en varias ocasiones del estado en el que se encontraba la instalación eléctrica de la casa. "Ya nos había comentado que no podía tener dos cosas encendidas a la vez porque le saltaba la luz, lo cual le ocasionaba graves molestias", señalaron.

Éste no fue el único fuego declarado ayer en la capital cordobesa, ya que durante la madrugada tres personas, entre ellas un niño, fueron hospitalizadas por inhalación de humo tras el incendio de un piso situado en el número 19 de la calle Alcalde Velasco Navarro, en el barrio de Ciudad Jardín .

Fuentes del 112 informaron de que el suceso se produjo en torno a las 04:45. Las llamas calcinaron por completo una habitación del inmueble, ubicado en la sexta planta, y el humo afectó al resto del edificio, por lo que todos los habitantes del mismo fueron desalojados por precaución. Junto a los efectivos de bomberos, se desplazaron al lugar la Policía Local y Nacional, así como los servicios sanitarios, que atendieron a las cinco personas afectadas. De ellas, tres -una mujer de 54 años, un niño de dos y un varón de 26- fueron trasladadas a centros sanitarios de la capital, aunque no presentaban quemaduras. Fuentes cercanas al caso precisaron que todo apunta a que el fuego se originó en un radiador.

La concejal de Seguridad, Movilidad y Tráfico en el Ayuntamiento, Ana Tamayo, insistió en que ambos incidentes demuestran cómo durante el invierno aumentan de forma notable las posibilidades de que se produzcan fuegos en el interior de las viviendas. Por ello, lanzó un mensaje de precaución, sobre todo a las personas más mayores, para que estén alerta a la hora de apagar los braseros u otro tipo de aparatos que se usan como fuente de calor en esta época del año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios