Falsa alarma en una estación de autobuses por un paquete de cangrejos en mal estado

  • Un bulto sospechoso obligó a los Tedax a intervenir en la estación sevillana del Prado.

Un paquete de cangrejos en mal estado originó ayer una falsa alarma en la estación de autobuses del Prado. El bulto, que se le debió olvidar a algún viajero, levantó las sospechas de los ciudadanos y empleados de la estación, que avisaron a la Policía Nacional temiendo que el paquete contuviera algún tipo de explosivos.

La Policía trabajó según el protocolo habitual en este tipo de casos. Los agentes acordonaron la zona, sin llegar a cerrar la estación ni cortar el tráfico, y desplazó a la terminal de autobuses a los técnicos en desactivación de explosivos (Tedax). Éstos exploraron el paquete con la ayuda de un perro especialista en la detección de este tipo de artefactos, pero el perro no detectó nada anormal.

Los especialistas se llevaron el paquete, que era una especie de caja de zapatos muy bien envuelta y lo abrieron en dependencias policiales. El contenido del bulto resultó ser una pequeña partida de cangrejos, que posiblemente alguien había comprado en alguna playa y llevaba consigo cuando los dejó olvidados en la estación. Los cangrejos ya estaban podridos, por lo que posiblemente llevaban bastantes horas en la estación. La incidencia no causó retrasos ni afectó al normal funcionamiento de la estación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios