Farmacéuticos de Málaga estudian recurrir el acuerdo base de los créditos de las boticas

  • La patronal Aprofarma cree que el pacto del SAS y los colegios para acudir a los bancos es ilegal

Hay cierto nerviosismo entre los boticarios de Málaga. El SAS no les ha pagado la factura de 28 millones de euros correspondiente a a octubre y todavía no se ha concedido el crédito que debe firmar el Colegio de Farmacéuticos de Málaga con cargo a la Junta para afrontar ese monto. Las demás provincias andaluzas ya han firmado o apalabrado sus créditos.

Ayer, la Asociación Profesional de Farmacéuticos Malagueños (Aprofarma) indicó que estudia interponer un recurso contencioso administrativo contra el acuerdo alcanzado entre el SASy el Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos (Cacof) este mes por el que estas organizaciones pedirán los préstamos.

Según el presidente de Aprofarma, Alfonso Monllor, ese acuerdo -que se hizo mediante una adenda al convenio que regula las relaciones entre el Cacof y el SAS- es "contrario a Derecho". En primer lugar, según el representante empresarial, porque va contra la Ley de Morosidad que estipula que el plazo máximo de pago es de 50 días, que de no lograrse el crédito se superaría. En segundo lugar, porque entiende que ese acuerdo no se puede alcanzar de forma colectiva, sino que tendría que ser individual con cada farmacia. El martes próximo, Aprofarma celebrará una asamblea para determinar si interpone el recurso.

Los farmacéuticos ya deberían haber cobrado. En noviembre ya se barajaba la posibilidad de que los boticarios tuvieran que tirar de crédito para cobrar la factura de septiembre. Pero finalmente no fue necesario y el SAS la pagó. Ahora, ante la falta de liquidez de la Administración, parece que solo podrá solventarse con el préstamo que pedirá cada colegio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios