Fátima Báñez, fabricando promesas

  • La ministra no deja de anunciar proyectos de un Gobierno en funciones

En una república de esas cachondas en las que los ministros son cuñados del presidente o en una monarquía de esas cachondas en las que los ministros son cuñados del rey, Fátima Báñez sería Ministra de Promesas (aunque no sea cuñada del uno ni del otro). Pero a ella le pone ser una Ministra de Promesas, sin ser esto una república de esas cachondas en las que los ministros son cuñados del presidente ni tampoco una monarquía de esas cachondas en las que los ministros son cuñados del rey...

No, seriedad, sin chistes. Este es un país implacable. Sin perdón. A la vista está, da miedo ¿no?: chasquean los látigos y chirrían las bisagras de las rejas de las celdas contra la corrupción. Un último chascarrillo: a este paso el Ministerio de Justicia terminará encargando a Ikea para los tribunales banquillos especiales, tamaño XXL.

Pero Báñez está al otro lado. Muy lejos. Ha marcado distancias. Se escaqueó de la comisión de investigación que intenta en el Parlamento dar con la clave de los chanchullos de los cursos de formación. Dice ella que nada tiene que ver con eso, dice ella que un informe del Consejo de Estado afirma que ella no pinta nada sentada delante de los parlamentarios que intentan dar con la clave de los chanchullos de los cursos de formación.

Así que Báñez sigue a lo suyo: prometiendo. Rajoy no sabe que tiene una Ministra de Promesas. En funciones, pero la tiene. Y promete como si no hubiera un mañana (aunque las promesas se hagan para el futuro). Y quizá sea así para el partido al que pertenece, que ya no tenga un mañana. Le va la vida en prometer. Así, el temporal desguaza las playas de Huelva -territorio amigo- y va y promete una "inversión extraordinaria" del Gobierno (en funciones) para dejarlas níquel antes del verano sin saber si será su partido el que esté en el Gobierno. También asegura que con el Gobierno (en funciones) las pensiones "subirán siempre". Y ayer, en Córdoba, prometió (como ministra en funciones) que España puede crecer este año en torno al 3% superando la propia previsión del Gobierno (en funciones).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios