Fomento marea al alcalde de Granada con la reunión para tratar el AVE

A las diez menos veinte de la mañana de ayer el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, dio la mala noticia. El Ministerio de Fomento había desconvocado el encuentro previsto con el Ayuntamiento y distintos colectivos para tratar el proyecto del soterramiento del AVE y la desconexión ferroviaria que sufre la ciudad. La comunicación recibió un aluvión de críticas por parte de los grupos municipales. Nadie se explicaba por qué el ministerio había cambiado de opinión a tan sólo 24 horas del esperado encuentro.

En un principio, Fomento achacó la cancelación a "problemas de agenda". Pero como recoge el dicho Todo es posible en Granada, sobre las dos de la tarde el Ayuntamiento recibió otra comunicación del ministerio convocando una nueva reunión con el alcalde el próximo viernes a las diez de la mañana aunque con una importante condición: Cuenca tendrá que acudir en solitario, los colectivos que trabajan en la Mesa por el Ferrocarril tendrán que quedarse en Granada a la espera de recibir las noticas del regidor.

No obstante, Cuenca detalló ayer que hará todo lo posible porque el Ministerio reciba a la delegación acordada por la Mesa del Ferrocarril y reiteró que la prioridad es desatascar la falta de conexiones ferroviarias de Granada y el soterramiento del AVE. "Granada no puede permanecer ni un minuto más sin trenes porque las pérdidas económicas para esta ciudad son inasumibles e injustas para sectores tan importantes como el empresarial o el hostelero", afirmó ayer el alcalde, que lamentó que en el mismo día Fomento haya desconvocado la reunión y la haya vuelvo a convocar pero con condiciones. Así, el alcalde tendrá que enfrentarse en solitario ante los responsable del ministerio y no con una delegación de representantes de todos los grupos políticos, institucionales, empresariales vecinales de la capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios