El Gobierno prefiere estudiar con cada autonomía su financiación

  • El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, confirma que habrá "diálogos bilaterales" con los diecisiete ejecutivos regionales y "una aprobación multilateral".

Comentarios 6

El Gobierno de Mariano Rajoy quiere conocer la opinión de todas y cada una de las comunidades autónomas sobre el sistema de financiación. Por eso, en cumplimiento del compromiso al que se llegó en la última Conferencia de Presidentes, el Ejecutivo tiene previsto convocar "reuniones bilaterales" con cada uno de los diecisiete gobiernos regionales, encuentros a los que seguirá una "aprobación multilateral con conocimiento absoluto" de todas las comunidades.

Así se expresó ayer en el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, quien avanzó que la convocatoria de esos encuentros se va a hacer en "breve plazo". Las citas estarán conformadas por grupos de trabajo de la Administración central y de las autonomías y en ellas se expondrán "cuáles son los fallos" que detectan los gobiernos regionales en el actual sistema de financiación "y cómo debería enfocarse el nuevo".

Con esta explicación, Beteta quiso responder al presidente andaluz, José Antonio Griñán, que expresó su rechazo a cualquier negociación bilateral entre el Estado y Cataluña en materia de financiación o déficit. El secretario de Estado quiso recordar al jefe del Ejecutivo autonómico que ya ha recibido en su despacho a distintos consejeros de comunidades andaluzas, entre los que se encuentra la titular de Hacienda y Administración Pública de la Junta, Carmen Martínez Aguayo. Beteta ironizó con que Griñán quizá hizo esas declaraciones porque "no sabía" que su consejera iba a su despacho a "hablar del sistema de financiación andaluz".

"El acuerdo es todos con todos a la vez, pero que antes cuenten uno a uno sus problemas y las soluciones que crea que son convenientes", explicó el secretario de Estado, quien recordó que en la anterior etapa, también bajo las órdenes del ministro Cristóbal Montoro, se consiguió aprobar un sistema de financiación autonómica "por unanimidad", que es justo lo que vuelve a pretenderse ahora y que requiere, según insistió Beteta, de conversaciones con cada comunidad y estudiar los documentos que pongan sobre la mesa.

Griñán recela de la fórmula a dos bandas porque ve en ella ni más ni menos que la mano del Gobierno catalán que preside Artur Mas para sacar tajada. Aunque aplaudió el encuentro en privado que mantuvieron el president y Rajoy en la Moncloa para abordar asuntos en los que mantienen actitudes beligerantes recíprocas, como es el de las aspiraciones soberanistas del Ejecutivo catalán, Griñán no dudó en mostrar cobn firmeza su oposición -en el propio Parlamento andaluz- ante cualquier apaño entre Madrid y Barcelona sobre el sistema de financiación. "Las soluciones que se tomen, si afectan al reparto del déficit o a la financiación autonómica, se tienen que hacer contando con Andalucía y con todas las comunidades, no en undiálogo bilateral", recriminó el líder de los socialistas andaluces.

Este pronunciamiento fue el que ayer le reprochó Beteta, que recordó al presidente andaluz los no pocos contactos que se han producido hasta la fecha entre miembros de los departamentos de Hacienda de las administraciones central y autonómica. Pero la preocupación que sombrea el Palacio de San Telmo no es gratuita ni fruto del capricho; tampoco está motivada por la sempiterna confrontación entre los partidos que amparan a los respectivos gobiernos de Madrid y Sevilla: PP y PSOE. En el seno del Consejo de Gobierno andaluz no se olvida que todos los jefes de Gobierno, desde los socialistas Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero al popular José María Aznar, han acordado con Cataluña los sistemas de financiación autonómicos.

Sobre esta asunto, el vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, volvió a reivindicar ayer "un nuevo modelo de financiación autonómica" que sirva para que Andalucía pueda "hacer frente a los retos del paro y la pobreza". En declaraciones a los periodistas, tras asistir en representación de la Junta a un acto celebrado en Madrid en homenaje al fallecido Hugo Chávez organizado por la embajada de Venezuela, Valderas defendió la acción de la Junta, que, en su opinión, está llevando a cabo "cuestiones importantes", poniéndose "del lado de la mayoría social", y apostando por "los servicios públicos más importantes", en referencia a "la salud, la educación y la dependencia".

Además, el Gobierno que preside Griñán está "especialmente" centrado, en palabras de Valderas, en "buscar una alternativa diferente a la salida de la crisis plantea el Gobierno central", con el que la Junta "no comparte casi la totalidad de las políticas que está poniendo en marcha".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios