Griñán ve a Andalucía "discriminada" tras la cita de Rajoy con sus barones

  • Asegura que aún no ha hablado con el nuevo presidente · Reclama al Gobierno central un nuevo Plan E para generar empleo en el sector de la construcción

Desde el pasado 20-N, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha venido repitiendo el mensaje de colaboración y apoyo, y nunca confrontación, hacia Mariano Rajoy. Pero después doce días, ayer dio síntomas de empezar a diluirse. Ante la primera reunión el pasado jueves del presidente electo del Gobierno con sus barones, los presidentes autonómicos populares, la reacción de Griñán ha sido ver a Andalcuía "discriminada" en ese proceso de interlocución presidencial.

Griñán aseguró que "el presidente in péctore no ha tenido a bien todavía hablar con el presidente de la Junta de Andalucía", por lo que aún no ha podido saber de primera mano cuáles son las intenciones reales de Rajoy respecto al endeudamiento de las comunidades. Algo en lo que Griñán tiene mucho interés, habida cuenta de que son 3.500 millones -según los cálculos de la Junta, el Ministerio de Economía los elevaba a 4.637- los que la comunidad debe devolver al Estado por los anticipos recibidos por la liquidación del sistema de financiación de 2008 y 2009.

"Otros por ser de su mismo partido sí le han oído, pero yo no le he oído", subrayó Griñán, para quien Andalucía se ha visto "discriminada en esa interlocución o en esa información".

Tras presidir un acto de entrega de ayudas a trabajadores autónomos y proyectos de interés social de la provincia de Almería, Griñán aprovechó la ocasión para plantear una de las reinvindicaciones incluidas en su decálogo de exigencias al nuevo Ejecutivo central: la puesta en marcha de otro Plan E para fomentar la creación de empleo, especialmente en el sector de la construcción.

A este respecto, Griñán destacó las nuevas iniciativas adoptadas por la Junta para crear empleo, entre las que mencionó el plan de construcción y reparación de colegios (Plan Ola) y el programa de arreglo de caminos rurales, que crearán "oportunidades nuevas" y darán empleo a los parados de la construcción.

"Si conseguimos que el Gobierno de España pueda formalizar un nuevo plan E, podremos mantener esa oportunidad" para el sector de la construcción, el sector más "golpeado por el paro", dijo Griñán.

El presidente andaluz destacó la apuesta de la Junta por el fomento del autoempleo y los proyectos de las pequeñas empresas, verdaderas generadoras de empleo, y apuntó que las ayudas entregadas en Almería, por más de cuatro millones de euros, van a permitir la creación de casi 400 empleos.

Griñán advirtió que, en estos momentos de crisis, los bancos y cajas de ahorros parecen más entidades de depósito que de crédito, "cuando su papel histórico ha sido el de prestar dinero", lo que representa una dificultad añadida para los empresarios.

Por ello, resaltó, la Junta ha incluido en los presupuestos de 2012 una partida de mil millones de euros destinada a conceder préstamos y avales para "proyectos viables pero con falta de liquidez", una iniciativa que en su opinión debería ser "complementada" desde el Gobierno central.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios