Griñán acusa a Rajoy de obligar a las autonomías a hacer el "mayor ajuste"

  • Critica al presidente del Ejecutivo que gobierne desde la "obstinación" empujando a las comunidades a un recorte de 6.320 millones.

Comentarios 18

Enésimo capítulo de la guerra Junta-Gobierno central. No hay tregua. Pocas horas después del Consejo de Ministros, con la ulterior comparecencia de Soraya Sáenz de Santamaría, Luis de Guindos y Cristóbal Montoro para dar a conocer las medidas aprobadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy incluidas en el paquete del plan nacional de reformas, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, lanzó su diagnóstico: Moncloa aprieta las tuercas a las autonomías, a las que a su juicio obliga a hacer el mayor "ajuste de 6.320 millones de euros" -al elevar del 4,5% al 6,3% la previsión de déficit para 2013- mientras el Gobierno de la Nación opta por "quedarse exactamente igual".

Durante su intervención en el Comité Provincial del PSOE de Cádiz, en Algeciras, el líder de los socialistas andaluces y jefe del Ejecutivo autonómico se mostró especialmente crítico con la decisión de "quedarse con todos los 6.320 millones que habrá que recortar" al elevar del 4,5% al 6,3% la previsión de déficit para 2013, dejando el ajuste a las comunidades autónomas "que tendrán que reducir el gasto público" cuando -enfatizó Griñán- son las encargadas de financiar la educación, la sanidad y los servicios sociales porque "el Estado y la Seguridad Social no van a reducir absolutamente nada".

Griñán arremetió de esta forma contra el acuerdo del Consejo de Ministros de fijar a las comunidades autónomas un objetivo global de déficit del 1,2% en 2013. "Estamos ante un Gobierno resignado, impasible, insensible, sin contacto con la ciudadanía y al que le da lo mismo que se sobrepase la cifra de seis millones de parados que está provocando el mayor desestimiento social desde que instauramos la democracia", censuró el jefe del Ejecutivo andaluz, quien destacó que la "única reforma" que ha aprobado el Consejo de Ministros ha sido la de las "previsiones económicas" para triplicar el 0,5%de caída económica previsto en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2013 cuando la Junta ya adelantó en sus presupuestos que la economía caería "por encima del 1%".

Griñán volvió a recordar que desde que gobierna el PP se han destruido en España 1.173.000 empleos, cuando los populares calificaban de "desastre" los 842.000 empleos que se destruyeron en los dos últimos años del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. En lo que respecta a Andalucía, el presidente andaluz hizo hincapié en que con el anterior Ejecutivo socialista se destruían 197 empleos diarios frente a los 500 que se destruyen ahora cada día.

Ante lo que Griñán considera "la mayor sangría de empleo que se ha producido en España", tras conocerse que la cifra de paro supera los 6,2 millones de personas, el líder de los socialistas andaluces censuró que "lo que nos dijo la gente del PP es que se está recuperando la economía". Por eso preguntó a "este Gobierno perseverante en el error hasta qué cifra tiene que llegar el paro para que se dé cuenta de que está equivocado" y que las recetas para salir de la crisis no se limitan al control del déficit público y a la austeridad.

A Griñán no le sorprende el "enfado" de una sociedad que está "conmocionada y al margen de la política", máxime porque "nos gobiernan los que no hemos elegido [por Europa] y los que hemos elegido no nos gobiernan", contribuyendo a generar "desempleo y una desigualdad cada vez más creciente".

"Necesitamos darnos cuenta de que el problema de España y de Andalucía es que las desigualdades están creciendo" y, por tanto, el "futuro inmediato pasa por mirar a los problemas reales de la gente". Griñán resaltó que eso es precisamente lo que está haciendo el Gobierno andaluz con el decreto ley de la vivienda y otras normas que seguirán "para proteger a los ciudadanos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios