Griñán opina que en el manifiesto sobran las críticas a la tardanza en reconocer la crisis

  • No le parece mal que circulen este tipo de documentos de cara al congreso federal de febrero

Comentarios 1

El PSOE presume de ser un partido abierto a la crítica interna, y de acuerdo con esa premisa, el presidente de la Junta y secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán, dijo ayer que no le parecía mal el manifiesto Mucho PSOE por hacer, promovido por socialistas desencantados con la etapa que se acaba de cerrar tras el 20-N. Pero puso una pega. No le han gustado los puntos 9 y 10 del documento, es decir, los que ponen el dedo en la llaga sobre las causas de la debacle electoral: la tardanza y los errores a la hora de reconocer la crisis y en las medidas adoptadas para su gestión, y la pérdida de "crédito" político que ello ha supuesto dentro, pero sobre todo, fuera del partido. Ese rechazo puede sustentarse en que desde Andalucía, siguiendo las directrices marcadas desde Madrid, el PSOE también se empecinó durante meses de hablar de desaceleración económica cuando la gente ya en la calle lo llamaba crisis, y porque, de alguna manera, los reproches hacia la gestión de esta coyuntura también pueden afectar a las medidas que desde el Gobierno andaluz se han puesto en marcha los últimos tiempos.

Salvo este matiz, Griñán defendió como positivo que haya manifiestos de cara al congreso federal del PSOE, que se celebrará del 3 al 5 de febrero en Sevilla. "Me parece bien que haya manifiestos para que la militancia vaya conociendo qué piensa la gente. Yo comparto unos puntos y otros no tanto, pero me parece bien que haya manifiestos", afirmó.

El manifiesto Mucho PSOE por Hacer está suscrito por pesos pesados como Carmen Chacón y otros ex ministros, como Francisco Caamaño, Juan Fernando López Aguilar o Cristina Narbona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios