El Guadalquivir, en situación de emergencia

  • Los pantanos de la regulación general, de la que dependen los regadíos, se sitúan al 24,2%

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) lanzó ayer un nuevo aviso de alarma ante el agotamiento de los recursos. Los pantanos de la regulación general, de la que depende gran parte de los regadíos de la cuenca, se encuentran ya al 24,2 por ciento de su capacidad, tres puntos por debajo con respecto ala primera semana de diciembre de 2006. Además, las precipitaciones registradas en lo que van de otoño son ínfimas, 89 litros por metro cuadrado y con una distribución muy irregular. Así, se han contabilizado 35 litros por metro cuadrado en el mes de octubre, 54 en el mes de noviembre y ninguno en diciembre. Esta precipitación total está muy por debajo de los 201 litros por metro cuadrado registrados el otoño del año pasado, tercero del actual periodo de sequía.

Ante estos datos, la Federación de Regantes del Guadalquivir (Feragua) solicitó a la CHG que convoque "con urgencia" a la Comisión de Desembalse para conocer la disponibilidad de agua para regadío y que los agricultores puedan planificar sus cultivos. Feragua señaló que esta solicitud se produce "dada la situación de precariedad hídrica" de la cuenca. También solicitó a la CHG que actúe como garante de la unidad de la demarcación.

La Junta de Gobierno de la CHG, que se reunió ayer, aprobó por unanimidad iniciar con carácter inmediato el proceso para el otorgamiento de concesiones de 8.500 hectáreas de aguas invernales en la provincia de Jaén.

También se decidió limitar el periodo para la tramitación de los derechos al uso del agua. Así, se ha fijado antes de final de mayo como fecha tope para poner en conocimiento de la CHG la intención de los usuarios interesados en realizar un contrato de cesión temporal de derechos al uso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios