La Guardia Civil impide otra fuga de menores en Hornachuelos

  • Las dos jóvenes provocaron una pelea cuando en las puertas del centro había protestas por los supuestos maltratos

La Guardia Civil impidió el pasado domingo la fuga de dos menores del centro para menores con trastorno de conducta Prado de Santa María de Hornachuelos (Córdoba), del que ya se fugaron otras cinco chicas el pasado 29 de junio. En aquella ocasión aseguraron ante los agentes que sus educadores las maltrataban, aunque luego se retractaron en el juzgado y fueron devueltas al centro.

En esta segunda fuga, según fuentes cercanas a la investigación, la estrategia de las dos menores consistió en organizar una pelea con otras dos menores ingresadas en el centro. Entonces escaparon a la carrera cuando ante las puertas del recinto se concentró un grupo de personas que protestaban por los supuestos malos tratos a los que se somete a las niñas ingresadas.

Sin embargo, los agentes de la Guardia Civil que acudieron al lugar y a los que se había avisado previamente desde el centro de que se estaba produciendo la citada pelea entre las menores, lograron interceptar a las dos chicas que huyeron y reintegrarlas al centro cuando apenas habían recorrido unos cien metros fuera del recinto.

En paralelo a la huida frustrada de las dos jóvenes el pasado domingo, el episodio anterior sigue coleando por la situación de la última de las cinco chicas que ha sido localizada. La Junta de Andalucía estudia el modo "más idóneo" de actuar para proteger los derechos de la menor, que permanece en Granada después de que el pasado día 16 se anunciara su inmediato traslado a las instalaciones del centro cordobés.

Así lo indicó ayer la consejera de Gobernación, Clara Aguilera, después de que ella misma anunciara el pasado miércoles que la menor sería trasladada en cuestión de horas a Hornachuelos. La Consejería de Igualdad y Bienestar Social "sabe la localización" de la chica, de entre 14 y 15 años, y está analizando la forma "más idónea" de actuar "para proteger los derechos" de la menor, "que es lo que se está intentando garantizar", declaró Aguilera. Sin referirse a la carta remitida por la joven a la Asociación Pro Derechos del Niño y de la Niña (Prodeni), en la que manifiesta su rechazo a regresar al centro de Hornachuelos, la consejera ha confiado en que "todo esto concluya bien", sobre todo garantizando que la menor "no tenga ningún problema".

En esa misiva, la joven expresaba su rechazo a volver porque allí ha sido "maltratada" y ha visto "maltratar" a otras chicas. Además, aseguró que se escapó del centro porque "no aguantaba más" y señaló que el "problema" no es suyo, sino del centro y de los monitores que, según su testimonio, la encerraban "en una celda de un metro cuadrado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios