IU debate si mantiene el pacto de gobierno con el PSOE en Jaén

  • El enfrentamiento por los presupuestos municipales fuerza a la federación a celebrar la Asamblea Local para definir su postura

La imposibilidad de acuerdo entre los socios de gobierno, PSOE e IU, en el Ayuntamiento de Jaén, encabezado por la socialista Carmen Peñalver, para aprobar los presupuestos municipales ha puesto contra las cuerdas el pacto suscrito entre ambas formaciones tras las elecciones municipales de mayo de 2007.

IU celebró anoche su Asamblea Local, que no había concluido al cierre de esta edición, para adoptar "la decisión definitiva sobre una segunda etapa del gobierno plural municipal o su final y otros posibles escenarios de trabajo municipal de Izquierda Unida", en palabras del propio consejo local.

La reunión se produjo después de semanas de públicos desencuentros entre los socios del equipo de gobierno de la capital, con la negociación de los presupuestos como telón de fondo. El proyecto sigue a estas alturas del año sin futuro después del "folio en blanco" ofrecido en un principio por los socialistas a la formación de izquierdas, pero que ésta interpretó como una exigencia, un "cheque en blanco" que ellos nunca afirmaron haber concedido.

Posteriormente IU alegó que el PSOE le estaba imponiendo un documento presupuestario porque, justo antes de una reunión, los socialistas remitieron un comunicado a los medios en el que se decía que los presupuestos estaban listos para su tramitación. Sin embargo, el PSOE afirmaba que ese documento sólo era un punto de partida, y entendía que IU había abandonado la reunión y debía volver a sentarse.

La federación de izquierdas ofreció un nuevo intento de negociación antes de dirigirse a los órganos del partido proponiendo su salida del gobierno municipal -cuestión que es la que aborda la Asamblea Local-, y condicionó ese encuentro a que el PSOE retirase ese documento presupuestario, un requisito no aceptado por los socialistas.

El pasado fin de semana la crisis vivió un nuevo capítulo cuando el PSOE convocó una rueda de prensa en la que hizo públicos unos correos electrónicos remitidos entre militantes de IU que demostraban que la federación llevaba meses inmersa en una estrategia para paralizar esos presupuestos. Los socios de los socialistas respondieron calificando de "infantil" esa acción y recordando que la Asamblea Local es la que tiene que adoptar la decisión sobre el pacto de gobierno.

Antes de conocer la resolución de sus socios de gobierno, la alcaldesa afirmó que "lo ocurrido en estos días", en referencia a la crisis en el equipo de gobierno, es "muy grave" y se ha producido un ejercicio de "deslealtad a la ciudad" por parte de la coalición. Desde la oposición, el viceportavoz del PP, Miguel Segovia, consideró que la falta de acuerdo en las cuentas municipales que ha llevado a la formación de izquierdas a convocar una asamblea para decidir su futuro, es "un paripé" porque dentro de unos días "estarán de acuerdo de nuevo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios