El juez de Invercaria imputa al ex consejero Vallejo por la ayuda concedida a Servivation

  • Le atribuye delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos.

Comentarios 1

El juez que investiga las irregularidades en la sociedad pública de capital riesgo Invercaria ha imputado por delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos al ex consejero de Innovación de la Junta Francisco Vallejo, en relación con la ayuda de 1,1 millones concedida a la empresa Servivation. El ex consejero, que ha sido procesado junto a los ex presidentes de la Junta por el fraude de los ERE, ha sido citado a declarar en calidad de investigado el próximo 30 de junio.

La empresa Servivation, según explica el juez de Instrucción número 16 de Sevilla en un auto, se constituyó el 18 de julio de 2008 en el PTA de Málaga y tenía como socios a las empresas Sadiel, Centro de Tecnlogía de las Comunicaciones, Novasoft e Isofotón. La creación de la empresa respondía a la necesidad de “dar salida laboral a los trabajadores de la extinta Vitelcom, contratando Servivation a 114 trabajadores de la misma”.

Las previsiones del plan de negocios contemplaban la eventual adjudicación de dos contratos del SAS, de la Consejería de Educación, varios de la Junta, Guadalfito, entidades financieras y del PTA de Málaga, contando con un capital social de 600.000 euros.

Invercaria otorgó con fecha 18 de octubre de 2008 un préstamo participativo a Servivation por importe de 1.180.000 euros, con dos vencimientos del 50% en octubre de 2013 y 2014.

En marzo de 2008, Invercaria entró a formar parte de Servivation y se designó al entonces presidente Tomás Pérez Sauquillo como consejero delegado. “Éste, conocedor de las dificultades de la empresa y de la imposibilidad del pago del préstamo e intereses, ofreció a los promotores novar el préstamo concedido para que no hicieran frente a sus intereses. Esta operación no fue más que una arbitraria decisión del presidente, sin que conste trámite interno alguno generador de tal decisión y ante el primer impago de los intereses del préstamo de Servivation”, precisa el instructor.

Laura Gómiz, que sustituyó a Pérez-Sauquillo, presentó de “modo positivo la capitalización y modificación descrita ante el consejo de administración de Invercaria, conocedora de la situación, por su posición en el Consejo de Administración de Servivation”, pero según el juez con esta operación “no se pretendía más que transformar los fondos propios de Servivation en positivo y así lograr un traspaso de 300.000 euros por la empresa pública Enisa”.

Dice el magistrado además que en relación con la toma de participación de Invercaria en Servivation “no existe más que un documento sin firma ni fecha de una sola página, titulado Asunto. Vías de participación en el capital social de Servivation por parte de Invercaria, donde se describe modalidades de entrada en capital, sin que coincida con la finalmente adoptada por Invercaria”.

Los ex presidentes de Invercaria declararon en el juzgado que Invercaria “no analizó la operación, no paso por el comité de inversiones ni por ningún departamento técnico de los de Invercaria sino que fue una decisión personal del presidente Tomás Pérez-Sauquillo” y éste manifestó que se hizo por “imposición, orden o indicación del entonces titular de la consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Vallejo”.

Ante estas manifestaciones, el juez, a instancias de la Fiscalía, ha decidido ahora ampliar la investigación al ex consejero de Innovación y al resto de los socios fundadores de Servivation, Luis Fernando Martínez García, Francisco Barrionuevo Cantos, y Ignacio Colmenares, quienes han sido citados a declarar el 30 de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios