La Junta y Ciudadanos afrontarán en septiembre el impuesto de Sucesiones

  • Montero quiere alcanzar con el "interlocutor privilegiado" un acuerdo que equilibre las demandas de la formación naranja con el blindaje de los servicios públicos básicos

El jefe de Ciudadanos, Juan Marín, conversa con el vicepresidente del Ejecutivo, Manuel Jiménez Barrios, en presencia del presidente del PP-A, Juanma Moreno. El jefe de Ciudadanos, Juan Marín, conversa con el vicepresidente del Ejecutivo, Manuel Jiménez Barrios, en presencia del presidente del PP-A, Juanma Moreno.

El jefe de Ciudadanos, Juan Marín, conversa con el vicepresidente del Ejecutivo, Manuel Jiménez Barrios, en presencia del presidente del PP-A, Juanma Moreno. / julio muñoz / efe

Comentarios 12

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, espera que en septiembre comiencen las reuniones con Ciudadanos para seguir reformando el impuesto de Sucesiones y Donaciones, de cara a los presupuestos de la comunidad para 2018. Montero reconoce que este mes de agosto "es importante" en la Consejería para elaborar el presupuesto, de forma que "estamos trabajando intensamente para que en septiembre empiecen las reuniones con Ciudadanos, que es el interlocutor privilegiado por hacer posible la investidura de la presidenta".

Según la consejera, el próximo mes "estaremos en condiciones para reunirnos para plantear ese equilibrio" entre las propuestas que Ciudadanos pone sobre la mesa y los objetivos prioritarios del Ejecutivo, centrado en "blindar servicios públicos básicos y de excelencia, y los ingresos".

La sintonía con C's es clave para que el Ejecutivo saque adelante el presupuesto

"Se han ido dando pasos, y Ciudadanos quiere seguir profundizando en la reforma del impuesto, algo que incluiremos en la mesa para un acuerdo global de presupuestos", anunció el jueves Montero. "Tras un tiempo prolongado de crisis es de justicia revitalizar los servicios públicos fundamentales, por lo que debemos acompasarlo todo", explica la consejera de Hacienda.

En la actualidad, los técnicos del departamento que dirige Montero están haciendo cálculos sobre ingresos fiscales de Sucesiones, Actos Jurídicos Documentados o fondos europeos "y cuanto más avanzado estemos, más capacidad tendremos de acertar".

Montero arreció en sus críticas al PP, formación a la que reprochó su "irresponsabilidad", toda vez que "la pedagogía fiscal no es sólo responsabilidad de la Junta". La consejera considera "irresponsable" la actitud del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. "No he escuchado hablar a Montoro sobre Sucesiones, a pesar de ser un impuesto estatal; no ha dicho nada como si no fuera con él". La titular de Hacienda insiste en que se trata de "un impuesto estatal y si se quiere armonizar debe ser en clave nacional". Los expertos "abogan por su mantenimiento pero ven necesaria su armonización, no su supresión".

Montero emplazó a los populares a que expliquen, si eliminasen este impuesto, cómo piensan entonces recaudar los recursos para poder financiar sanidad o educación", y alertó de que "cuanto más se debiliten sanidad o educación, mayor tendencia a suscribir pólizas de seguro privadas".

Montero está convencida de que al PP "le importa poco el impuesto". A su juicio, "lo utiliza como ariete para desprestigiar los servicios públicos y desgastar a los gobiernos de turno; es puro oportunismo político del PP".

En el terreno de los presupuestos para 2018, Montero espera que la intención de su departamento es "cuadrar el hecho de devolver a los ciudadanos el esfuerzo hecho por la crisis, pero es de justicia que los empleados públicos se puedan recuperar tras siete años de ajustes duros", aunque insiste en que su obligación es "pactar con una formación política con sus preferencias, armonizarlos y hacerlo posible", unido a nuevas medidas como la renta básica, que entrará en vigor en 2018. "Para todo ello, hay que hacer muchos números y elaborar muchas parrillas de prioridades", según la consejera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios