La Junta inicia en Cuesta Maneli la restauración del incendio de Moguer

  • La primera fase de los trabajos consistirá en la retirada de restos que sean un riesgo para las personas y durará tres meses

Un grupo de trabajadores agrícolas retiran ayer restos de vegetación quemada en el entorno de Cuesta Maneli. Un grupo de trabajadores agrícolas retiran ayer restos de vegetación quemada en el entorno de Cuesta Maneli.

Un grupo de trabajadores agrícolas retiran ayer restos de vegetación quemada en el entorno de Cuesta Maneli. / canterla

La Junta de Andalucía inició ayer la restauración de la zona afectada por el incendio de Moguer, que afectó a unas 8.500 hectáreas, con actuaciones de emergencia en el entorno de Cuesta Maneli, el Camping Doñana y el carril bici entre Matalascañas y Mazagón.

Las obras tienen un plazo de ejecución de tres meses, un presupuesto de licitación de 370.000 euros y un ámbito que engloba montes públicos ubicados en los municipios de Moguer, Almonte y Lucena del Puerto y dentro del Espacio Natural de Doñana. Los primeros trabajos se han desarrollado en Cuesta Maneli y han consistido en la retirada de los restos de la pasarela de 1.320 metros y la escalera que daba acceso a la playa hasta el pasado 24 de junio, cuando se declaró el incendio. Este acceso a la playa permanecerá cerrado este verano.

Los árboles que franquean el carril cicloturista de Mazagón corren el riesgo de desplomarse por la acción del viento, por lo que Medio Ambiente procederá a su corte. Otro de los puntos de acción del plan de obras de emergencia es la zona del camping Doñana, donde los operarios también talarán los árboles de gran porte carbonizados.

Las vallas de protección de las pistas forestales del entorno han sido afectadas por el fuego casi en su totalidad, por lo que forman parte de esta actuación prioritaria. Además de los restos de madera se han detectado piezas metálicas que serán repuestas con nuevos elementos de protección.

Los trabajos se basan en una resolución de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del 13 de julio por la que se declararon de emergencia dichas obras, según explicó el delegado del Gobierno en Huelva, Francisco José Romero, que señaló que la prioridad es retirar los restos que puedan ser un riesgo para las personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios