La Junta apela al mercado para negar la "cubanización" de la farmacia

  • Salud dice que las 'subastas' de medicamentos se basan en la libre competencia

Comentarios 4

La consejera de Salud, María Jesús Montero, tildó ayer de "poco apropiada" la expresión empleada días atrás por la Confederación Empresarial de Oficina de Farmacia de Andalucía (Ceofa), que acusó a la Junta de "cubanizar" el sector de la farmacia tras aprobar la licitación pública del suministro de medicamentos que se recetan en los centros de salud. Para Montero, este concurso -también conocido como subasta de fármacos- persigue lo contrario: "Echar a concursar a las empresas para obtener un mayor retorno".

Montero explicó, tras presentar algunas novedades sobre el proyecto educativo y de ocio para niños hospitalizados Mundo de Estrellas, que la subasta de fármacos deja actuar "a las leyes del mercado", posibilitando con ello "un retorno de beneficios a la propia Consejería de Salud". "Dicho de otra manera, nosotros echamos a concursar a las empresas como se hacen en todos los entornos del mercado, para que, en base a la competitividad entre las distintas empresas, haya un retorno al sistema sanitario público", incidió Montero, quien ironizó con el hecho de que esa práctica tenga que ver con el sistema implantado en Cuba. "Que yo sepa, los modelos de intervención estatales cubanos lo que hacen es fabricar medicamentos, mientras que nuestra línea, en todo caso, sería en todo caso una liberalización de la competencia en materia de dispensación", defendió la titular andaluza de Salud, al tiempo que recalcó que "lo que justamente se propone con esta medida es que sean las reglas del mercado las que abaraten los precios, ya que no puede ser por la vía del precio y los tramos de beneficios.

El decreto ley que da cobertura a esta iniciativa de la Junta fue ratificado el jueves en el Parlamento autonómico con los votos socialistas y de IU; el PP decidió abstenerse.

Las subastas, con las que el SAS pretende ahorrarse un mínimo de 40 millones de euros anuales, han encontrado la oposición de, además de Ceofa, el Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos, Fedifar (empresas de distribución) y las patronales de los laboratorios Farmaindustria y Aeseg.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios