La Junta considera que el modelo de gestión de la Mezquita perjudica las pernoctaciones de turistas

Más leña sobre la Mezquita-Catedral de Córdoba. El lugar, el Parlamento de Andalucía. El protagonista, el consejero de Educación Cultura y Deporte, Luciano Alonso, que respondía a una pregunta sobre la Sinagoga formulada por la parlamentaria cordobesa Rosario Alarcón (PP). Según Alonso, Córdoba cuenta con un problema de pernoctaciones y parte del problema está en el modelo de gestión y uso de la Mezquita-Catedral, que realiza el Cabildo Catedralicio. O lo que es lo mismo, que la actuación de la Iglesia en el principal monumento de la ciudad está siendo una traba para que los turistas alarguen su estancia en Córdoba.

Fuentes del departamento de Alonso indicaron que el consejero se refería de esta manera a que hay que apostar por un modelo parecido al de la Alhambra de Granada, que es el más visitado de España y que "todo lo que genera desde el punto de vista económico revierte" en el propio monumento. Alarcón señaló a este periódico que lo dicho por el consejero "es una barbaridad, yo me he quedado de piedra al escucharlo". La parlamentaria del PP insistió en que es necesaria una adecuada promoción de los espacios de la ciudad para mejorar la rentabilidad turística y que precisamente esa era su intención con la pregunta en torno a las posibilidades de la Sinagoga.

En este sentido, que la comunidad judía internacional tenga la Sinagoga de Córdoba como una referencia para sus actividades religiosas no será posible, al menos por el momento. Así lo dijo Alonso en el Parlamento, con lo que rechazó la propuesta del PP con el fin de que se celebraran ritos judíos en este espacio de Córdoba y que se lanzara una campaña de promoción específica para esta comunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios