La Junta critica al Gobierno por utilizar la política fiscal "en campaña"

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, censuró ayer la promesa electoral del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, de bajar impuestos y, tras condenar que "se use la política fiscal sólo en campaña electoral", lamentó que no haya un "debate serio" para una "reforma integral".

"Es importante que Rajoy explique qué va a hacer, porque hemos conocido una cosa y la contraria", afirmó la consejera andaluza tras el anuncio de Rajoy de bajar los impuestos, medida que considera "claramente electoral". A su juicio, la política fiscal "no debe ser utilizada en términos de bajar o subir, según lo que interese", sino que requiere "un debate serio", alejado "de la contienda electoral", y "el consenso con otras fuerzas políticas".

Además, consideró que la propuesta de Rajoy se quedará "en un simple anuncio" a la vista de la "seria" advertencia de Bruselas para que "haga una política fiscal que permita el sostenimiento del gasto público o recorte el gasto público". "Habría que preguntarle si efectivamente lo que quiere es bajar impuestos a costa de disminuir gasto en sanidad, educación o dependencia", mantuvo la responsable andaluza, que también recordó que la cifra de desviación del déficit del año pasado coincidió con el detrimento de ingresos que supuso la bajada del IRPF que Rajoy "adelantó de forma sorpresiva" al considerar que "le venía mejor a sus intereses electorales".

Por otra parte, la consejera se refirió al impuesto de Sucesiones y Donaciones, que no considera como algo "caprichoso" que tenga la Junta sino que "el castigo que supone modelo de financiación dificulta bajar este impuesto" y añadió que, por ello, requiere "un debate profuso y complejo". Montero recordó que el PSOE trabaja con Ciudadanos desde el principio de la legislatura para eliminar el error de salto, de modo que los primeros 170.000 euros que se heredan no paguen en ningún caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios