La Junta desconfía de un acuerdo con la Iglesia para la visita gratis a los templos

  • Alonso duda de un acuerdo que permita acceder a las obras financiadas con dinero público al expirar el plazo dado por ley

Comentarios 3

El consejero andaluz de Cultura, Luciano Alonso, se mostró ayer "poco optimista" respecto a un acuerdo con la Iglesia para que permita la visita gratuita a los Bienes de Interés Cultural (BIC) al menos cuatro días al mes, tal y como refleja la Ley del Patrimonio Cultural de la Junta. Ayer concluyó el plazo dado por la Junta para que las autoridades eclesiásticas se pronuncien.

Alonso afirmó durante la presentación en la sala de exposiciones del Palmeral de las Sorpresas de Málaga de una muestra del fotógrafo israelí Nadav Kander que "no hay elementos que me hagan pensar que podríamos llegar a un acuerdo", aunque precisó también que "ahora se abre un periodo de reflexión y por lo tanto hay que esperar". Así, Alonso criticó que la Iglesia "no está dispuesta a cambiar su forma de valorar el esfuerzo presupuestario de los andaluces con el patrimonio eclesiástico que ha restaurado la Administración regional", aunque dejó la puerta abierta a que pueda haber un acercamiento en los próximo días.

Según establece la Ley de Patrimonio Cultural, y tal y como se abordó en la reunión mixta Junta-Iglesia Católica celebrada el pasado febrero, los obispos tendrían que comunicar los cuatro días al mes y los horarios de apertura de los templos mediante una comunicación tanto administrativa como de una información clara a la ciudadanía. Ninguna de estas dos condiciones se ha producido al cierre del periodo de negociaciones. Los representantes eclesiásticos pidieron tiempo para adaptarse, recordaron que las iglesias son para culto cristiano y defendieron que sí conceden horarios de apertura para visitas culturales.

El pasado martes el consejero se manifestó en similares términos y recordó que la Junta ha hecho un "esfuerzo sin precedentes" en inversiones, caso de iglesias y santuarios como la Iglesia de los Descalzos de Écija (de la que Cultura sufragó cinco millones en solitario para su restauración) o el convento de los Agustinos de Huécija en Almería, financiada con 1,4 millones de euros de los fondos andaluces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios