La Junta se felicita por que el pacto del impuesto de Sucesiones "moleste" al PP

  • Jiménez Barrios se congratula de que Moreno exprese su enojo por el acuerdo para rebajar la tasa entre los socialistas y Ciudadanos porque eso significa que "hemos acertado"

Comentarios 9

El acuerdo para una reducción del impuesto de Sucesiones al que llegaron el viernes pasado PSOE y Ciudadanos ha contribuido, desde entonces y en plena campaña electoral, a aumentar el distanciamiento y endurecer el enfrentamiento entre el PP y el partido naranja. Puestos los populares a buscar motivos para alejarse de Ciudadanos e intensificar sus ataques contra la formación de Albert Rivera, la culminación con éxito de las negociaciones entre socialistas y C's en Andalucía para rebajar ese gravamen es otro detonante más para el incremento de las hostilidades.

El acuerdo entre PSOE y C's ha escocido, y mucho, en el seno del PP andaluz, y especialmente ha indignado a su presidente, Juanma Moreno, que emprendió una casi particular cruzada a lo largo y ancho de toda la comunidad en una campaña de recogida de firmas que, a la postre, ha resultado estéril en el Parlamento. Reivindicaba el PP la eliminación del impuesto y pidió el respaldo de los ciudadanos, pero las 327.000 rúbricas recolectadas por los populares para eliminar la tasa no sirvieron para nada. Se encargaron de esterilizarlas PSOE, Podemos e IU. Y eso que los parlamentarios de C's votaron a favor de la propuesta del PP mientras en paralelo continuaban sentados en la mesa de negociaciones con el PSOE.

Éstas sí han dado fruto, con el consiguiente enojo de los populares andaluces. Y la Junta -el PSOE- se felicita por ello. Esta satisfacción la expresó ayer en voz alta el vicepresidente del Gobierno autonómico, Manuel Jiménez Barrios. Lo hizo en un acto de campaña en Jerez. Para el número dos del Ejecutivo socialista, si el PP "está molesto" por el acuerdo con Ciudadanos que permitirá una bajada en el impuesto de sucesiones es porque el Gobierno autonómico ha "acertado de pleno". En declaraciones a los periodistas, Jiménez Barrios recordó que la presidenta, Susana Díaz, ya prometió en su discurso de investidura "ayudar a las clases medias", un objetivo que se cumple con esta iniciativa que entre otras cosas trata de "aliviar" a quienes estos últimos años han pasado "de las clases medias a situarse en el umbral de la pobreza".

La bajada del impuesto de sucesiones es consecuencia del acuerdo "de dos fuerzas políticas que tienen claro que hay que ayudar a la gente a salir de esta situación", apostilló Jiménez Barrios, lo que, a su juicio, ha motivado "el enfado del PP", que también pretendía que "los más ricos" quedaran exentos de este impuesto. El vicepresidente de la Junta advirtió que los populares saben "que eso no es posible" porque "tienen que pagar más los que más tienen" y no "la clase media que ha sido estrujada durante estos años por el Gobierno" y a la que la Junta trata ahora de "aliviar". Este hecho concreto constituye además "una oportunidad" para "comprobar la distancia" que separa al PSOE "de la derecha del PP", ya que la formación socialista sigue siendo a juicio de Jiménez Barrios "el partido útil, el partido centrado y el partido que está con la gente".

El vicepresidente se refirió también también a otras "fuerzas emergentes que plantean aventuras que no sabemos a dónde nos van a llevar", ya que "un día son de izquierdas, otros de derechas, unas veces bolivarianos y otros peronistas". Por todo ello, y ya metido de lleno en la faena de la campaña del 26-J, Jiménez Barrios afirmó que "la mejor manera de ser útil a este país en un momento de incertidumbre política" como el actual "es votar al PSOE" para que su can didato a la Presidencia, Pedro Sánchez, "esté en la Moncloa", lo que garantizará la existencia de "un Gobierno sensible" que trabaje "para salir de la crisis por la izquierda moderada y centrista" que representa.

Jiménez Barrios restó importancia a los sondeos y las encuestas electorales, advirtiendo a pesar de ello que "todo augura" que el PSOE volverá a ganar en Andalucía, lo que a su juicio justificaría "el nerviosismo del PP" ante cuestiones tales como la bajada del Impuesto de Sucesiones. Según el vicepresidente de la Junta, el PSOE va "de menos a más" en la campaña, algo que está percibiendo en los actos en los que participa, en los que se pone de manifiesto que esta formación política "sigue anclada en la sociedad", mientras otros quizá "se han emborrachado de encuestas" y "se van a llevar una sorpresa importante" el próximo domingo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios