La Junta baraja crear dos nuevas figuras para reforzar su estructura periférica

  • Son el responsable de servicios de recursos comunes y el coordinador, y ninguno está considerado alto cargo · Se nombrarán sólo en las dos delegaciones territoriales que fusionan competencias de distintas consejerías

Comentarios 2

El Gobierno andaluz no termina de perfilar el decreto de estructura periférica de la Junta. Sigue atascado, pero en uno de sus últimos borradores ya se apuntan algunas novedades del futuro organigrama. La contracción de este segundo nivel administrativo, por la que en lugar de once delegaciones provinciales -una por consejería- habrá una delegación del Gobierno y cinco delegaciones territoriales -dos de ellas fusionan el contenido de varias consejerías-, requerirá de nuevos elementos de coordinación entre departamentos. Las figuras que se baraja crear son el responsable de servicios de gestión de recursos comunes y los coordinadores de las secretarías generales. Esto podría llevar a pensar en un incremento en la nómina de altos cargos, pero no tendrán esta categoría, según fuentes del Ejecutivo andaluz. Aunque sean de libre designación, ninguno está dentro de los supuestos que define la Consejería de Hacienda como alto cargo.

Quienes gestionen el servicio de recursos comunes tampoco aumentarán el volumen de la estructura periférica. No significará, en principio, incremento de plantilla porque serán elegidos de entre los funcionarios de carrera de la Junta. Y tan sólo serán cuatro. Su creación está sujeta, según este borrador, a aquellas delegaciones "que integren servicios periféricos de diferentes consejerías". Y esto sólo se da en las delegaciones territoriales de Educación, Cultura y Deporte, y la de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio.

Los coordinadores son la figura que está más en el aire, tal y como confirmaron fuentes del Ejecutivo autonómico. De hecho, en este borrador -pasó hace unos quince días por el "consejillo", la reunión de los viceconsejeros preparatoria del Consejo de Gobierno-, quedan relegados a una disposición adicional muy escueta en la que lo único que se avanza es que "se podrán" nombrar en las delegaciones que integren los servicios de varias consejerías. Como son sólo dos delegaciones las afectadas, serían cuatro coordinadores por provincia. Al no decirse nada sobre si pueden o no ser funcionarios, tan sólo que su categoría y retribución sería similar a la de los cargos de confianza actuales, estos sí que podrían engordar el organigrama.

Si el decreto final de estructura periférica no incluye demasiadas modificaciones al respecto, la nómina de altos cargos quedaría, en un primer nivel, en un delegado del Gobierno -se potencian sus competencias, porque además, de "primera autoridad", asume los servicios de Administración Local y Relaciones Institucionales, Justicia e Interior y Hacienda y Administración Pública- y al que se suman los cinco delegados territoriales. En un segundo escalón están los once secretarios generales de las delegaciones territoriales, ya que estarían adscritos a cada una de las once consejerías, y también serán funcionarios de carrera. La cuenta final de estos altos cargos, arroja a nivel provincial un saldo de 18 personas, por tanto, a nivel regional serían 144.

Faltaría por ver si a este listado se suman quienes ostenten la dirección de la Oficina de la Vicepresidencia, una entidad autónoma que estaría dentro de cada Delegación del Gobierno y que es fruto de una exigencia de IU, ya que serviría como mecanismo de supervisión de las políticas que acuerden con el PSOE, su socio en este cogobierno de la Junta.

El resultado final de estas cuentas debería cuadrar con ese 50% de reducción de la estructura periférica que anunció el Gobierno andaluz en el arranque de esta legislatura, y que unido al recorte de un 16% de altos cargos en los servicios centrales, supondrá un ahorro de 4 millones de euros al año.

El decreto de la estructura periférico inicialmente estuvo prevista su aprobación para finales del pasado mes de junio. Fue retrasándose, según el Gobierno andaluz, por "problemas jurídicos", aunque desde el PP siempre se relacionó con la celebración de los congresos regional y provinciales del PSOE y que pudiera ser utilizado como moneda de cambio en las provincias. Y aún no está claro irá al Consejo de Gobierno del próximo martes. Fuentes del Ejecutivo autonómico no supieron precisar si irá a esta reunión o a la del último martes de este mes, pero el vicepresidente y consejero de Administración Local, Diego Valderas, dio ayer por hecho en Jaén que será la semana próxima. "Espero que no haya nada que lo impida", dijo Valderas, quien contó que "hay un avance importante en la aprobación del decreto de extensión territorial, que ha significado la modificación de la Ley de Administración Pública de la Junta de Andalucía".

Respecto al ahorro con la disminución de delegados, Valderas señaló que ya se está produciendo derivado de la reducción de altos cargos, porque "muchas de las personas que han sido nombradas como altos cargos de la Administración autonómica jugaban un papel" en el Gobierno, de forma que lo que se ha hecho es "mover a algún responsable de un lugar a otro y eso significa prácticamente coste cero" .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios