La Línea se asoma al caos por el impago de las nóminas del Ayuntamiento

  • Los sindicatos piden la dimisión en bloque de toda la Corporación municipal

Los trabajadores municipales de La Línea (Cádiz) están ya totalmente desesperados por el cúmulo de nóminas que se les adeudan -seis a los laborales y cinco a los funcionarios- y las escasas perspectivas de cobro. En unos días serán dos salarios más con la paga extraordinaria de Navidad y el mes de diciembre, lo que colocará el débito a la plantilla en más de 10 millones de euros. Los sindicatos UGT, CCOO y USO pidieron la dimisión en bloque de la Corporación y constitución de una gestora para que sean las Administraciones supramunicipales las que solucionen la quiebra técnica del Ayuntamiento linense. Sostienen que es la única solución y no plantean que sea únicamente el equipo de gobierno del PSOE el que dimita.

Ayer fue la séptima jornada de paro y protestas. Los empleados municipales, que tienen paralizada la actividad del Ayuntamiento y las prestaciones con servicios mínimos, bloquearon de nuevo el el acceso a Gibraltar, colapsando el tráfico en el Peñón y en el acceso a La Línea por Campamento.

Antes, la plantilla celebró una en asamblea, en la que acordaron la movilización que protagonizarían poco después. En dicha asamblea, donde hubo propuestas como protagonizar un encierro, hubo trabajadores que pidieron la dimisión de la alcaldesa, Gemma Araujo, y de los 24 concejales de la Corporación.

El secretario provincial de la Federación de Servicios Públicos de UGT, José Porras Naranjo, advirtió que los trabajadores endurecerán las protestas: "Lo que está muy claro, y así ha se ha expresado en la asamblea es que si los políticos no nos resuelven el problema tienen que irse. ¿Para qué queremos un ayuntamiento si no tiene ni para servicios públicos? Esto no se va a resolver a corto plazo. Que se disuelva la Corporación".

Porras agregó que la situación es cada vez más insostenible para la plantilla, asfixiada por los pagos pendientes y sin liquidez para afrontar las fiestas navideñas. "La Línea y los trabajadores del Ayuntamiento están abandonados por las Administraciones superiores. Parece que no existimos. Los salarios son sagrados y tenemos que luchar por ellos".

El secretario comarcal de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, Jesús González Aragón, se expresó en similares términos: "Si la Corporación no puede resolver la situación que dimitan todos, los 25. Los trabajadores no tenemos la culpa de una mala gestión hecha en el Ayuntamiento en los últimos años y son los trabajadores, víctimas inocentes, los que están pagando los platos rotos por culpa de la clase política de este pueblo. Que dimitan todos y que la Junta y el Gobierno central rescaten el Ayuntamiento y nombren una gestora".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios