López apela a superar las revanchas y no elegir "matar a Pedro o a Susana"

Patxi López se dirige a los militantes reunidos en el acto celebrado ayer en la sede del PSOE de Sevilla. Patxi López se dirige a los militantes reunidos en el acto celebrado ayer en la sede del PSOE de Sevilla.

Patxi López se dirige a los militantes reunidos en el acto celebrado ayer en la sede del PSOE de Sevilla. / antonio pizarro

Patxi López se revuelve cuando los periodistas le preguntan cómo se siente en "territorio hostil". "Entre socialistas, estoy en familia", insiste el ex lehendakari poco antes de su primer y único acto de campaña en Sevilla. A renglón seguido, se remonta a su infancia para recordar sus contactos con militantes socialistas andaluces en la clandestinidad y la acogida que le brindaron a su padre en la localidad almeriense Huercal Overa, de donde fue desterrado por el franquismo.

Tras 50.000 kilómetros de campaña, a López sólo le falta pisar Huelva y Córdoba para hacer un pleno en todas las provincias andaluzas. En la sede del PSOE de Sevilla le espera medio centenar de militantes, entre ellos, su secretaria general, Verónica Pérez, o el parlamentario José Muñoz. Un acto casi íntimo en comparación con los que Pedro Sánchez y Susana Díaz darán hoy el cierre en la capital hispalense. Pero el ex lehendakari se ve fuerte tras la inyección de moral que le insufló el debate del pasado lunes. "He visto más animada a la gente que apoya a esta candidatura", afirma el ex lehendakari, que asegura que frente a la deserción de la presidenta balear, Francina Armengol, -su único puntal entre los barones autonómicos y que decidió optar por Pedro Sánchez-, "cientos de militantes" le han trasladado su aliento.

El político vasco rechaza el abrazo del oso de las otras candidaturas, aunque sólo reconoce haber recibido proposiciones de Pedro Sánchez. "Pero las formas no fueron las mejores. Rechacé está oferta como hubiera rechazado las de la otra candidatura porque en el fondo hubiera significado armar bloques y lo que yo busco es romperlos", señala López, que insiste en que ni piensa "hacer pactos oscuros con nadie" ni ha recibido presiones para que se retire. "Creo profundamente en lo que hago y no me pongo de perfil. Si alguien quiere presionar no me conoce", agrega.

En su opinión, los llamamientos al voto útil sólo significan generar bandos "que buscan combatir a la otra mitad del partido". "El único voto útil de verdad es el que busca salvar al PSOE y no matar a Pedro o a Susana", incide.

La principal preocupación del ex lehendakari no es el resultado del domingo sino la actitud de los candidatos a partir del lunes. "La obligación de todos es la unidad y sumar al todos los socialistas en proyecto de izquierdas", sostiene López, que reitera su propuesta de formar "una Ejecutiva integrada por todas las sensibilidades". "Y no se trata de nombres propios sino de lo que representan", responde al ser preguntado por la posibilidad de que Pedro Sánchez y Susana Díaz compartan mesa. "Ni yo busco acomodo personal", apostilla.Tampoco cree que una derrota de Díaz la invalida para seguir al frente de la Junta. "No juguemos a unas primarias de suma cero, en las que el gana, gana todo y el que no, lo pierde todo", agrega.

"Estamos en un momento tan delicado que no ya no sólo sirve ser leal con el que gane, sino que el ganador tiene que saber integrar", recalca el político vasco. "No sólo elegimos el nombre del secretario general, sino con qué proyecto los socialistas nos queremos presentar ante la sociedad española", señala López, que invoca a "ser conscientes" de lo que ha pasado "en Grecia, Holanda, Francia o Italia".

"Tenían nuestros mismos problemas: falta de definición de proyecto y una tremenda división. Y los socialistas han pasado a la irrelevancia", advierte. En el caso de España, se corre un doble riesgo. "No estamos para aprobar decretos del PP ni para pactar a ciegas con Podemos y asaltar los cielos", reitera López.

El ex lehendakari también critica el documento político presentado el miércoles por Susana Díaz, especialmente la medida estrella de crear un crédito de 24.000 euros para los jóvenes. "Es un error de bulto y no está muy bien pensado. No puedes hacer que los jóvenes se endeuden en su ciclo formativo", sostiene el candidato vasco, que recalca que "un programa no se improvisa en tres días".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios