Maeztu alerta del aumento de los casos de violencia de hijos a padres, sobre todo en niñas

El Defensor del Pueblo Andaluz y del Menor, Jesús Maeztu, alertó ayer sobre el incremento de los internamientos en centros de menores como consecuencia de la violencia filioparental, con una subida especialmente acuciada en las niñas, por lo que reclama más recursos para terapias conjuntas.

En su comparecencia en comisión parlamentaria para presentar el informe sobre la atención a menores infractores en los centros de internamiento andaluces, Maeztu señaló que el problema con la violencia de hijos a padres "es agudo" y abogó por "educar al niño para que no sea necesario castigarlo después". Mostró especial preocupación de su institución por este aspecto, ya que según los últimos datos facilitados por el Consejo General del Poder Judicial, entre 2007 y 2013 hubo un aumento del 60% de sentencias relacionadas con este tipo de delitos.

Asimismo, resaltó la aceptación por parte de la Junta de algunas de sus recomendaciones sobre la atención a menores infractores, como es la retirada de las concertinas en los centros. En ese sentido, detalló que la Junta dio instrucciones a partir del 1 de enero para retirarlas de los centros en los que estaban instaladas, con un plazo máximo que expiró el 28 de febrero, aunque todavía no han podido comprobar si se han eliminado.

La recomendación del Defensor del Menor incluía la adopción de medidas alternativas para garantizar la seguridad, ya que Maeztu manifestó que es posible instalar otros elementos disuasorios sobre el vallado de los centros que dificulte la fuga, "pero que no produzcan los efectos negativos para la integridad física de las personas que actualmente tiene el uso de concertinas", apostilló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios