Málaga retira de las playas 455 toneladas de cañaveral tras las lluvias

  • El Consistorio y la Junta discrepan sobre quién debe asumir esas tareas

Unas 455 toneladas de cañas y restos vegetales ha retirado el Ayuntamiento de Málaga de las playas de la ciudad en apenas diez días tras las lluvias del pasado 28 de septiembre. Pero el Consistorio malagueño y la Junta disienten sobre quién debe llevar a cabo la tarea.

La concejal de Playas de Málaga, Teresa Porras, acusó ayer al delegado provincial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Javier Carnero, de no cumplir con su competencia al no retirar las cañas en la primera milla náutica del mar "como le exige la legislación". "Hay que sumar esfuerzos entre todos y es su responsabilidad contratar barcos para dejar las playas limpias después de que la riada pusiera en evidencia que tampoco han limpiado los arroyos como deberían", criticó la edil.

La visión de Carnero dista mucho de la de Porras a la que pidió que no derive "las responsabilidades que son suyas". El delegado provincial indicó que la concejal de Playas de Málaga "sabe perfectamente que es el Ayuntamiento el encargado de la limpieza de las playas y de las zonas de baño, por lo que no entendemos que no se dedique a ello con diligencia y eficacia, que es lo que seguramente le demandan los ciudadanos".

La mayor parte de las cañas retiradas han sido recogidas directamente de la playa por parte de empresa municipal de limpieza Limasa, 424 toneladas. A esta cantidad se suman otras 31 toneladas, que han sido retiradas en directamente del mar por el barco encargado de la limpieza durante el verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios