Los padres de Mari Luz buscan ya la alternativa de los detectives privados

  • El progenitor exige a la Policía resultados, ocho días después de la desaparición de la niña y sin pistas claras de su paradero

Comentarios 11

La investigación sobre el paradero de la pequeña Mari Luz Cortés, desaparecida en Huelva el domingo 13 de enero, parece haber quedado en punto muerto. No hay una sola pista de la niña pese a los esfuerzos la Policía Nacional -se redoblan turnos y no se recuerda una movilización de efectivos del mismo calibre-, apoyada en las labores de rastreo por la Guardia Civil y la Policía Local.

A Mari Luz parece habérsela tragado la tierra, de golpe. Ayer, ocho días después desde que la pequeña saliera de su casa para comprar golosinas, se produce la primera encrucijada entre la Policía Nacional y sus padres, Juan José Cortés e Irene Suárez.

A la incertidumbre de los primeros días, en la familia comienza a hacer mella la desesperación. "Hoy me he levantado con más rabia, ya está bien... No queremos compasión, sino resultados", se lamentó ayer por primera vez el padre, que se dirigió con cierta dureza hacia los investigadores. Cortés pedía "más seriedad y profesionalidad, lo voy a exigir, y que lleguemos donde tenemos que llegar".

Sin menospreciar el trabajo de las Fuerzas de Seguridad del Estado, la familia Cortés-Suárez busca ya una alternativa a la investigación policial. Ayer confirmaron algún contacto con dos agencias de detectives privados ubicadas en Barcelona. Una de estas agencias puede ser la contratada por la familia McCann para la búsqueda de Madeleine, la niña británica de cuatro años desaparecida el pasado mayo en el Algarve portugués. Esa empresa no desmintió a este diario dichos contactos con los padres de Mari Luz Cortés.

El jefe de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional de Huelva, José María Tocornal, manifestó ayer en unas declaraciones a Europa Press que no veía "sentido concreto, ni positivo ni negativo, a la contratación de detectives privados".

Las labores de rastreo continúan aunque no existen avances en la investigación policial. La semana pasada los agentes contactaron en un punto no determinado de Andalucía, fuera de Huelva, con una persona que desapareció de de la ciudad el mismo día del suceso, aunque no se produjo ninguna detención. Los agentes investigan a personas con antecedentes de delitos de carácter sexual y prestan especial atención a los robos de vehículos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios