El abuelo de Mari Luz exige el traslado de los Del Valle de El Torrejón

  • Juan Cortés apela a la Policía para la expulsión "urgente" de los hermanos de los detenidos

Comentarios 1

El abuelo paterno de Mari Luz, Juan Cortés, exigió ayer a la Subdelegación del Gobierno en Huelva y a la Policía la expulsión "inmediata y urgente" de los familiares de Rosa y Santiago del Valle -presuntos asesinos de su nieta- de El Torrejón.

En la barriada vivían los tres detenidos -Rosa, Santiago y su mujer- por la muerte de la niña, desaparecida el 13 de enero y cuyo cadáver fue hallado el 7 de marzo, también residente en El Torrejón junto a su familia. En el mismo núcleo permanecen dos hermanos de Santiago y Rosa, Pepe y Curro. Juan Cortés advirtió ayer de que si les sucede algo a estos últimos "o a sus familiares, la responsabilidad será de los agentes y del subedelegado" del Gobierno en Huelva, Manuel Bago.

Cortés añadió que si se los cruza por la calle irá "a por ellos" y aseguró tener indicios de que Santiago se reunió con Curro y otros familiares la noche de la muerte de Mari Luz, por lo que cree que "lo sabían todo". Por ello, rechaza que hayan colaborado con la investigación, como mantiene la Policía. Juan Cortés admitió también presiones de los vecinos, que le dicen que "esto no se puede quedar así".

El padre de la niña, Juan José Cortés, pidió ayer al ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, que "depure" responsabilidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios