El Ministerio de Justicia cifra en 120.000 euros la indemnización para Dolores Vázquez

  • La resolución de Justicia, que todavía no es definitiva, reconoce el error cometido con Vázquez por el anormal funcionamiento de la administración, aunque la indemnización propuesta dista de los 4 millones de euros solicitados por su defensa

Comentarios 5

El Ministerio de Justicia ha cifrado en 120.000 euros la indemnización para Dolores Vázquez por el daño ocasionado tras pasar 17 meses en prisión acusada del asesinato de la joven de Mijas Rocío Wanninkhof, por el que después fue condenado el británico Tony Alexander King.

La resolución de Justicia, que todavía no es definitiva, reconoce el error cometido con Vázquez por el anormal funcionamiento de la administración, aunque la indemnización propuesta dista de los 4 millones de euros solicitados por su defensa.

De forma contraria interpretó la reclamación el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que el pasado diciembre acordó que no hubo un anormal funcionamiento de la justicia en la detención, ingreso en prisión y posterior condena por un jurado de Dolores Vázquez.

El próximo paso lo dará el Consejo de Estado, que deberá emitir un último dictamen cuyo resultado tampoco vincula al Ministerio de Justicia, que finalmente tendrá la última decisión.

Rocío Wanninkhof, de 19 años, desapareció el 9 de octubre de 1999 en Mijas y su cuerpo fue encontrado el 2 de noviembre de ese año en un paraje de Marbella. Once meses después, la Guardia Civil detuvo a Vázquez, ex compañera sentimental de la madre de Rocío, y a la que todos los indicios unían con el crimen, pese a no existir una prueba sólida que determinara su implicación, que ella negó en todo momento.

El jurado la declaró culpable de asesinato el 19 de septiembre del 2001 y, una semana después, fue condenada a 15 años y un día de prisión y a pagar una indemnización de 18 millones de pesetas (108.000 euros).

Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) anuló la sentencia el 1 de febrero de 2002 al considerar que no estaba debidamente motivada y Vázquez fue puesta en libertad bajo fianza, decisión que ratificó el Tribunal Supremo.

Tras el asesinato de la joven de Coín Sonia Carabantes el 14 de agosto de 2003, las muestras de ADN recogidas en ambos escenarios permitieron conectar los dos crímenes.

Al ser detenido el británico Tony Alexander King el 18 de septiembre de 2003 en Alhaurín El Grande y autoinculparse de ambas muertes ante el juez de Coín, se suspendió el nuevo juicio contra Vázquez, que fue exculpada.

No obstante, en la vista oral por el caso Carabantes, King proclamó su inocencia e implicó a Dolores Vázquez y a su amigo Robert Graham en ambas muertes, así como en la desaparición de María Teresa Fernández, en agosto de 2000, en Motril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios