Algeciras

La muerte de un niño arrollado por una lancha conmociona la comarca

  • El menor estaba junto a su padre en una embarcación en Getares cuando esta fue abordada por una semirrígida

  • El piloto había sido increpado por el progenitor momentos antes por sus maniobras

Comentarios 21

Manuel Mancilla, de 9 años de edad, disfrutaba ayer de una apacible tarde junto a su familia en la playa de Getares. Tras el almuerzo, pidió a su padre salir a navegar por la ensenada y ambos echaron al agua una embarcación de fibra. La muerte se cruzó en la vida del pequeño cuando una lancha semirrígida de pequeño tamaño se echó sobre ellos sin tiempo para reaccionar.

El relato de los testigos indica que, poco antes, el padre de Manuel habría recriminado al piloto y al copiloto de la lancha sus maniobras en el agua. El relato de lo ocurrido es confuso y se cruzan diversas versiones, pero el desenlace fue que la semirrígida abordó de forma violenta la barca de Manuel y su padre ocasionando el fallecimiento del pequeño. Hay quien apunta que la goma pasó por encima de la barca y otras personas indican que una quedó sobre la otra tras el impacto. Será la investigación la que determine si el abordaje fue accidental o si hubo premeditación como consecuencia de la discusión previa.

Los dos ocupantes de la lancha semirrígida fueron retenidos por las personas que estaban en la playa nada más poner pie en tierra y, posteriormente detenidos, por la Policía Nacional y la Guardia Civil. Cuando llegaron los agentes encontraron al niño ya fallecido y el padre herido. Algunos testigos afirman que este llegó a autolesionarse clavándose un destornillador repetidas veces.

Hasta la zona se desplazaron numerosos familiares y amigos de las víctimas de este siniestro. La Policía Nacional despejó el área afectada con el apoyo de la Policía Local de Algeciras, Salvamento Marítimo y la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias que trató las heridas del padre.

El piloto y el copiloto son de nacionalidad española y cuentan con antecedentes por narcotráfico, según explicó a lo largo de la tarde el delegado del Gobierno, Antonio Sanz.

El tipo de embarcación utilizada es similar a la que se usa para el narcotráfico de hachís, pero la implicada en el suceso de ayer es de menor tamaño, un hecho que generó una confusión a primera hora de la tarde de ayer al vincularse lo ocurrido con un suceso relacionado con el mundo de las drogas. A última hora, el Ministerio del Interior aclaraba vía comunicación oficial que ninguna de las embarcaciones implicadas en el choque tuviera algo que ver con ese mundo.

No es raro ver en Getares embarcaciones de recreo a gran velocidad y acercándose a la orilla, al igual que también es frecuente ver una embarcación de la Guardia Civil para evitar precisamente ese riesgo. Las balizas que delimitan la zona de baño desde la orilla aún no están colocadas, aunque lo ocurrido ayer no tenga que ver a priori con ese hecho.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, explicó que se estaba tomando declaración a testigos, reconociendo que actualmente "no es posible evaluar en qué circunstancias se produjo" el incidente, e insistió en que "se necesita tiempo para evaluar las circunstancias al objeto de definir el caso".

Sí quiso trasladar la "conmoción", "dolor" e "impacto" por el suceso y expresó su solidaridad con la familia y con los amigos de la víctima, así como con el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, al que le había trasladado "todo el cariño" ante estos hechos "tremendos".

Las muestras de dolor seguirían por la tarde por Manuel, un pequeño jugador de fútbol del Club Juan Sebastián Elcano, que resaltaba ayer la "infinita tristeza" de sus allegados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios