Muere el penúltimo veterano francés de la I Guerra Mundial

  • Louis de Cazenave murió el domingo a los 110 años

Louis de Cazenave, uno de los dos últimos antiguos combatientes franceses de la Primera Guerra Mundial (1914-18) que quedaban con vida, murió hoy a los 110 años.

Según sus familiares, el "poilu", nombre dado a los veteranos de la Gran Guerra, se apagó "sin sufrir" mientras dormía en su casa en la localidad de Brioude (centro de Francia).

Con la desaparición de De Cazenave, el último superviviente de los veteranos franceses de la primera contienda mundial es ahora Lazare Ponticelli, que nació en 1897.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, rindió tributo póstumo al difunto y expresó sus condolencias a la familia.

La muerte de De Cazenave es "la ocasión para que cada uno de nosotros pensemos en los 1,4 millones de combatientes franceses que sacrificaron su vida durante ese conflicto, los 4,5 millones que fueron heridos y los 8,5 millones que estuvieron movilizados", afirmó Sarkozy en un comunicado.

De Cazenave, enrolado en 1916 y destinado a varios regimientos de la infantería colonial antes de pasar a unidades de artillería en 1918, combatió en una de las ofensivas más sangrientas de la Gran Guerra, la conocida como "el Camino de las Damas".

Después de su desmovilización en 1919, empezó a trabajar en los ferrocarriles, se casó y tuvo tres hijos.

Los funerales por este combatiente francés están previstos para el próximo martes, según sus familiares.

En marzo pasado, Louis de Cazenave manifestó a un periódico que quería que sus funerales se desarrollaran con "sencillez", después de que el entonces jefe de Estado, Jacques Chirac, prometiera exequias "nacionales solemnes" para el último "poilu".

El ahora último veterano, Ponticelli, también ha dicho que no quería funerales solemnes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios