Nace un niño en una patera rescatada en Almería

  • En la embarcación, localizada en el mar de Alborán, iban otros tres bebés menores de tres años

Una mujer de origen subsahariano dio ayer a luz a su bebé a bordo de la patera en la que intentaba tocar tierra almeriense. Poco antes de que la embarcación de Salvamento Marítimo llegara para proceder al rescate, la joven parió a un niño ante la atenta mirada del resto de inmigrantes que habían emprendido la aventura desde África. "Estaba tumbada y con el recién nacido al lado, aún con el cordón umbilical sin cortar y sangrando", explicó el capitán de la Guardamar Caliope de Salvamento Marítimo, Nicolás Uribaren, que fue, junto con su tripulación, el primero en prestarle auxilio. Después, el médico y el enfermero de un buque de la Armada que estaba en la zona continuó con la atención facultativa.

La reciente madre viajaba en la patera junto a otros 51 inmigrantes, entre ellos cinco niños de menos de tres años y otras tres mujeres en avanzado estado de gestación.

El capitan de la Guardamar aseguró que el rescate de esta patera fue "muy distinto" al resto de los que ha vivido y también "más complicado que la mayoría". "Cuando nos hemos aproximado, lo primero que nos ha llamado la atención es que había muchos bebés, y cuando ya habíamos iniciado el trasbordo nos hemos dado cuenta de que una mujer acababa de parir un bebé, un varón. Rápidamente le hemos dado la atención que hemos podido, hasta la llegada del médico y un enfermero", describe el capitán.

Uribaren destacó que "estas situaciones son bastante complicadas, porque no sólo hay que atender a las mujeres con sus hijos, sino que el resto de personas también vienen bastante maltrechas y agotadas por la travesía".

Con un viento que soplaba con rachas de más de 80 kilómetros por hora, sobre las ocho y media de la tarde, personal de Cruz Roja, Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Portuaria esperaban con ambulancias en la zona internacional del puerto para ayudar en el desembarco.

A duras penas iba bajando los inmigrantes. Los voluntarios de Cruz Roja los ha arropado con mantas, algunos con síntomas de hipotermia. La organización tras recibir el aviso fue rápida, como indicó Ramón Antonio Egea, coordinador del dispositivo de Cruz Roja. Mientras, facultativos en una ambulancia del 061 atendían a la recién parida y a su hijo, que rápidamente fueron trasladados al hospital Torrecárdenas, donde aún están ingresados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios