Niegan el permiso de residencia a un condenado por malos tratos

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha denegado el permiso de residencia a un ciudadano marroquí condenado por maltrato al entender que los delitos de la violencia de género son graves y afectan a derechos fundamentales y, por tanto, también influyen de forma negativa en la seguridad pública.

El TSJA estima así un recurso de apelación de la Abogacía del Estado y anula la decisión anterior de un Juzgado de Granada que, al pronunciarse sobre el referido permiso de residencia, entendió que no había grave peligro para la sociedad o para el orden público a la vista de la duración de las condenas impuestas al ciudadano.

La sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo del alto tribunal andaluz, en la que ha sido ponente Inmaculada Montalbán y que no es firme, desestima a su vez el recurso del condenado contra la resolución por la que la Subdelegación del Gobierno en Granada le denegó la residencia de larga duración en España.

Con su pronunciamiento, el TSJA da la razón a la Subdelegación, que pidió que se confirmara su decisión de denegar la autorización de residencia al ciudadano marroquí porque tenía antecedentes penales no cancelados, por dos delitos de violencia de género y uno por tráfico de drogas.

El TSJA señala que la protección del derecho de todos, en particular de las mujeres, a vivir a salvo de la violencia, tanto en el ámbito público como en el ámbito privado, es una "cuestión de seguridad pública y, por tanto, responsabilidad del Estado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios