El PCA descarta que el próximo líder de IU-A deba ser necesariamente candidato a presidir la Junta

El secretario general del Partido Comunista de Andalucía (PCA), José Manuel Mariscal, señaló ayer que la figura del coordinador general de IULV-CA no tiene por qué coincidir con la del candidato a la Presidencia de la Junta. "Podría ser que coincidiera, pero también que no y no pasaría absolutamente nada".

Sobre Antonio Maíllo, responsable de Política Institucional de IULV-CA y director general de Administración Local en la Junta, cuyo nombre ha surgido con fuerza en los últimos días como posible relevo de Diego Valderas al frente de la organización, Mariscal admite que la propuesta parece haber gozado de "buena receptividad, como también la tuvo la de [el portavoz parlamentario, José Antonio] Castro".

Mariscal recordó que ha habido otras opciones para el relevo de Diego Valderas que se han "descartado" porque formaban parte del Gobierno andaluz, por ejemplo la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, quien, en su opinión, habría sido "una magnífica opción".

Convencido de que de la XIX Asamblea Andaluza de IULV-CA saldrá "un equipazo", Mariscal considera que no ha podido haber "un mejor momento" para que se produzca el relevo en el liderazgo de IULV-CA. "Los grandes dirigentes políticos de la historia han sido aquellos que han sabido dar el testigo cuando la organización ha estado en los mejores momentos", añadió.

En su opinión, "la grandeza" de Valderas está en haber encabezado durante muchos años "un proceso de resistencia", haber mantenido una organización en tiempos "muy difíciles" y la "generosidad" que ha tenido al renunciar a liderar la candidatura al Parlamento por Sevilla, optando por la de Huelva, "una apuesta muy arriesgada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios