La precampaña El alcalde de Málaga apoya públicamente al regidor madrileño

El PP-A defiende su centrismo tras la crisis por Gallardón

  • Chaves insiste en que los populares se dirigen hacia la extrema derecha · Javier Arenas acusa a los socialistas de "pactar con los radicales" durante esta legislatura

Comentarios 0

La "derrota" de Alberto Ruiz-Gallardón en su pulso con Esperanza Aguirre por ir en las listas al Congreso en Madrid ha acabado impregnando el debate político andaluz. Los populares se afanan en los últimos días por propagar un mensaje centrista frente al discurso socialista, que ve en la decisión de Mariano Rajoy la mejor escenificación de que el PP se escora a la derecha.

Manuel Chaves -tras una reunión ayer en Sevilla con el presidente asturiano, Vicente Álvarez Areces- consideró que lo ocurrido con Gallardón ha sido un gran "error" porque refleja algo que "está en la mente de muchos ciudadanos, como es el giro que el Partido Popular ha tenido hacia la derecha más radical". El responsable socialista argumentó que los populares han descartado a aquellas personas de un ámbito más moderado y centrista.

"Éste es un gran partido, comprometido con la democracia, con la libertad y con la Constitución española y es tan demócrata o más que el PSOE", respondió Javier Arenas, de visita en Jaén. El presidente del PP-A no quiso hablar ayer de Gallardón y sí del "acierto" de colocar a Manuel Pizarro como número dos de la lista del PP en Madrid al Congreso. Arenas sostuvo que ubicar al PP en zonas radicales no tiene credibilidad, "así lo avalan sus diez millones de votantes y 700.000 afilados en España y 100.000 en Andalucía". "Gobiernos radicales son los que están todo el día pactando con los nacionalistas insolidarios y rompiendo consensos nacionales o son los que están proponiendo la tercera república en colaboración con IU en algunos ayuntamientos", subrayó.

El debate sobre lo ocurrido en las listas populares en Madrid salpicó también el acto de presentación de sus cabezas de lista al Congreso y al Parlamento andaluz en la provincia de Sevilla. José Luis Sanz, presidente del PP sevillano, consideró que lo sucedido en las últimas horas no afectará a los resultados electorales. "La propiedad del centro no la tiene nadie, por muy magnífico y muy buen alcalde que sea", respondió Sanz en alusión a Gallardón. Éste dijo que "basta con leer el programa del PP para percibir que es un partido de centro".

En este panorama, Alberto Ruiz-Gallardón sí encontró respaldo en Andalucía por parte del alcalde de Málaga, el popular Francisco de la Torre. Éste reconoció que era "partidario" de que el regidor madrileño concurriera a las elecciones generales, aunque aseguró que lo que toca ahora es "cerrar filas de una manera solidaria para que se haga una buena campaña" y se transmitan los mensajes de modernidad y cambio que plantea el partido.

El alcalde malagueño se mostró seguro de que Ruiz-Gallardón continuará en el Partido Popular tras las elecciones, "desempeñando con la eficacia y brillantez a la que nos tiene habituados" su labor como alcalde de Madrid. "Por su edad y experiencia tiene delante de sí un futuro muy importante en la política española", aseveró el regidor malagueño. Éste estimó que los primeros comentarios del alcalde madrileño tras su derrota hay que entenderlos "en plano humano", por lo que cree que no dimitirá de su cargo.

más noticias de ANDALUCÍA Ir a la sección Andalucía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios