El PP aprueba una reestructuración de 111 millones de la deuda de Jerez

  • El Gobierno central respalda la refinanciación de los pagos pendientes con los bancos El Ayuntamiento se acogerá a uno nuevo Plan de Proveedores por un importe de 85 millones

Comentarios 22

El Ayuntamiento de Jerez, uno de los más endeudados del país, contará en breve con nuevas medidas económicas con las que el gobierno local del PP intentará "poner a cero" el abultado contador de deudas. Así lo reiteró ayer la alcaldesa, María José García-Pelayo, que compareció acompañada por el secretario de Estado de Administraciones Públicas del Ministerio de Hacienda, Antonio Beteta, y la secretaria general de Coordinación Autonómica y Local del Ministerio, Rosana Navarro. En concreto, Beteta acudió a la ciudad para anunciar que el Gobierno central va a respaldar la reestructuración de la deuda bancaria que tiene el Consistorio jerezano y que alcanza los 111 millones, correspondientes a la deuda a corto plazo vencida y a largo plazo. El secretario de Estado de Administraciones Públicas destacó que esta medida es una muestra "más de apoyo del Gobierno de España al Ayuntamiento de Jerez tras demostrar el estricto cumplimiento de su Plan de Ajuste y la seriedad y el rigor en la gestión económica del gobierno que dirige María José García-Pelayo". Igualmente, destacó que esta iniciativa se engloba en un paquete de "medidas concretas especiales" para Jerez que se irán aplicando a lo largo del año, "ya que el Gobierno es consciente de la especial situación en Jerez y de su Ayuntamiento".

En una comparecencia en la que también estuvieron el portavoz adjunto del Grupo Popular en el Senado, Antonio Sanz, y el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, Beteta recalcó que este acuerdo ha sido posible "tras el intenso trabajo que se ha venido realizando en las negociaciones mantenidas con el Ayuntamiento de Jerez, en las que este ha ido aportando toda la documentación que se le ha ido requiriendo en relación al cumplimiento de su Plan de Ajuste y sobre la gestión económica para el impulso de la ciudad".

Junto a esta medida, avanzó también que Jerez tendrá la oportunidad de acogerse al nuevo Plan de Proveedores anunciado por el Gobierno, "por un importe de 85 millones de euros, correspondientes a las facturas pendientes de 2012", sin descartar que se puedan incluir las del primer trimestre de 2013. Esta iniciativa contribuirá "a la reactivación económica de la ciudad al afrontar el Ayuntamiento sus pagos pendientes con proveedores".

Beteta y Navarro destacaron que la importancia de estas dos medidas, "junto a las que ya se venían desarrollando por parte del Gobierno central para apoyar a la ciudad, van a permitir que el Ayuntamiento de Jerez, que está en una situación muy complicada debido a una deuda de más mil millones de euros, disponga de una capacidad financiera que le permitirá ir afrontando sus pagos con normalidad". La consecuencia directa, según palabras del secretario de Estado, será "que se vaya liberando la Participación en los Ingresos del Estado (PIE), lo que va a suponer un importante balón de oxígeno, ya que actualmente a Jerez le corresponden 49 millones de euros, tras el incremento aplicado por el actual Gobierno".

Según los datos ofrecidos ayer, el Plan de Reestructuración de la deuda financiera incluye 89.103.000 euros de deuda a largo plazo (de los cuales 72 millones corresponden al préstamo sindicado adoptado por el anterior gobierno local socialista), más 22.153.000 euros de deuda a corto plazo vencido. Beteta explicó, además, que la reestructuración de la deuda va a permitir "alargar los vencimientos de los pagos, mejorar los tipos de interés, disminuir la carga financiera, dar un periodo de carencia de dos años, y, en definitiva, este conjunto de beneficios va a significar que el Ayuntamiento de Jerez pueda pagar lo que debe, en cómodos plazos, y con menos intereses". En concreto, el Ayuntamiento deberá pagar en diez años, aunque con dos de carencia.

En la misma línea, explicó que entre las medidas que pueden beneficiar a Jerez está prevista para este año "la aprobación de la normativa de control de la morosidad, que obligará a las administraciones al pago de sus facturas en un plazo máximo de 30 días". Por ello, Beteta insistió en que "estamos trabajando para que no se repitan situaciones anteriores en las que se contrataba lo que no se podía pagar, porque no vamos a permitir que nadie compre lo que no puede pagar, ya se ha acabado eso de gastar sin tener".

Tanto al secretario de Estado como Rosana Navarro concluyeron que "todo este trabajo va a beneficiar directamente al ciudadano, a la actividad económica de la ciudad, y al empleo". "El presidente Rajoy dijo que este Gobierno iba a apoyar a Jerez y así lo está demostrando, todo ello porque el equipo de gobierno con la alcaldesa al frente, está haciendo un gran esfuerzo y un gran trabajo desde el primer día para sacar a esta ciudad adelante", añadió.

Por su parte, la alcaldesa María José García-Pelayo agradeció ayer el apoyo del Gobierno a la ciudad de Jerez "tal y como se comprometió Mariano Rajoy". La regidora aseguró que estas medidas "van a permitir el impulso económico de la ciudad", al igual que otras que ya están en marcha como "el pago de los anteriores ICO, la recuperación de Sementales, el Reindus, el Profea, o el convenio con la Zona Franca".

García-Pelayo recordó que "desde el primer día hemos estado trabajando pensando en el interés general de la ciudad y hoy gracias a ello ya estamos pudiendo normalizar el pago a la plantilla y en el caso de las concesionarias, este año está previsto que se pueda abordar entre el 60 y el 70% de los servicios prestados, frente a años anteriores en los que se ha abonado un 10% o directamente nada". "Creo que se está haciendo un gran esfuerzo y por eso agradecemos que el Gobierno haya sido consciente del mismo con el apoyo que está demostrando a Jerez", aseguró.

La alcaldesa destacó también que "frente a los que tanto insisten en criticarnos, no somos culpables de políticas equivocadas de anteriores gobiernos. La soga al cuello que tenemos ahora mismo son los 72 millones del préstamo sindicado con los que supuestamente el PSOE iba a arreglar la situación de Jerez y gracias a esta reestructuración financiera vamos a poder afrontar este crédito con mayor comodidad, aplazándose el pago para cuando la situación económica general y del Ayuntamiento esté mejor". Como conclusión, la regidora aseguró que "todas las medidas que estamos tomando en este Ayuntamiento son decisiones para buscar soluciones definitivas, siempre pensando en el interés general de la ciudad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios