El PP deja muy claro que en España "no sobra ningún turista"

  • Arenas advierte en Málaga que no se permitirá que "extremistas minoritarios y violentos se carguen el turismo"

Javier Arenas, ayer en Málaga. Javier Arenas, ayer en Málaga.

Javier Arenas, ayer en Málaga. / carlos díaz / efe

El PP escribió ayer otro capítulo más en defensa del turismo. En sintonía con lo expresado días atrás por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el vicesecretario de Política Autonómica y Local de la formación, Javier Arenas, insistió en Málaga que en España "no sobran los turistas", sino que los que sobran "son los que protagonizan conductas vandálicas o actitudes violentas". "No vamos a permitir que los extremistas minoritarios nos agüen la fiesta a todos los españoles y se carguen el turismo", avisó Arenas.

El dirigente del PP, que participó en un encuentro con alcaldes y concejales de municipios turísticos de la provincia malagueña, insistió en que "los violentos siempre sobran en las democracias", reiterando que "los que protagonizan actos vandálicos sobran en las democracias; turistas no sobra ninguno". Arenas defendió el turismo, que en España "es un éxito colectivo y lo es por el clima, por nuestro patrimonio histórico y cultural". Arenas recordó que hay 2,5 millones de españoles cuyo empleo es el turismo, al tiempo que consideró que "el potencial turístico de España es un bien de todos", por lo que "todos tenemos que cuidarlo". "Desgraciadamente -añadió Arenas-, hay algunos que quieren convertir los éxitos en fracasos y en este asunto es imposible".

Los que protagonizan actos vandálicos sobran en democracia, turistas no sobra ninguno"

El vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP abundó en que España es el primer país del mundo en competitividad a la hora de hablar de turismo, y "creo que somos el tercero en visitantes pero cerca del segundo", por lo que "nos tenemos que sentir orgullosos", aunque a "algunos les moleste muchísimo que España sea potencia mundial de turismo". Según Arenas, para algunos atacar el turismo es una "excusa para acabar con todo, mezclar turismo e independentismo... y ojalá tome nota el PSOE".

El PP responderá "a las agresiones" contra el sector a través de dos vías: la primera, "que no tiene que ver con nosotros", es que la justicia actúe como proceda desde su independencia y, si "ve que hay comportamientos al margen de la ley, procederá". La respuesta política es que "nadie nos va a convencer de que un éxito es una desgracia". "¿Los que salen a la calle con actitudes violentas no pueden pensar medio segundo por qué nos envidian en otros destinos turísticos?", se preguntó Arenas, respondiéndose a sí mismo que "a lo mejor será porque lo estamos haciendo bien y nos va bien".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios