Susana Díaz opta a la reelección sin alternativa pero con críticos

  • Los 'pedristas' presentarán candidatos en casi todas las provincias y alegan falta de tiempo para dejar pasar esta vez

  • Amplio malestar en la dirección por el trato de Sánchez

Los andaluces en la Ejecutiva de Ferraz: Rodríguez, María Jesús Castro, Salazar. Carmen Calvo, Fernando Martínez, Cristina Narbona, Celis, Faneca y López. Los andaluces en la Ejecutiva de Ferraz: Rodríguez, María Jesús Castro, Salazar. Carmen Calvo, Fernando Martínez, Cristina Narbona, Celis, Faneca y López.

Los andaluces en la Ejecutiva de Ferraz: Rodríguez, María Jesús Castro, Salazar. Carmen Calvo, Fernando Martínez, Cristina Narbona, Celis, Faneca y López.

Susana Díaz presentará este martes su candidatura a la reelección como secretaria general del PSOE de Andalucía, y lo hará en un proceso reglado de primarias, pero sin que los pedristas le presenten una alternativa. Eso no significa que las hostilidades hayan cesado, casi todo lo contrario: las diferencias entre Pedro Sánchez y Díaz se han ahondado después del 39º Congreso Federal. De puertas para dentro, la dirección andaluza lo resume de este modo: "Una cosa es la derrota y otra la humillación". Los pedristas sí plantarán cara a los secretarios provinciales oficialistas cuando lleguen los congresos de octubre.

Muchas de las plataformas andaluzas que apoyaron a Pedro Sánchez querían presentar una alternativa ahora, y ha estado animando a varios candidatos, pero la falta de tiempo -el plazo se cierra el martes al mediodía- ha hecho que ninguno quiera dar el paso. El granadino José Antonio Pérez Tapias era el preferido de los pedristas para esta ocasión, pero comunicó en las redes en la tarde de este lunes que no concurrirá.

A mediodía se cierra el plazo para presentar candidatos al 13º Congreso del PSOE de Andalucía. La presidenta estuvo este lunes en París, por lo que esta el miércoles formalizará su voluntad de reelección. Es posible que algún otro candidato lleve sus papeles a la sede de San Vicente, pero no parece que vaya a llevar el respaldo del pedrismo. De momento, éstos sólo serán precandidatos y deberán presentar unos 4.800 avalistas, el 10% de la militancia andaluza. Si sólo hay uno, el 5 de julio será proclamado secretario general. Si concurren más de dos, la militancia votaría el 26 de julio. El congreso se celebrará en Sevilla el 29 y 30 de julio.

El malestar con Pedro Sánchez proviene no sólo de la falta de gestos de aproximación, sino de las decisiones que ha tomado en la composición de la dirección. Además, el encuentro entre el secretario general y la presidenta salió muy mal: fue llamada muy tarde, en torno a las 22:00 del sábado, para comunicarle que la dirección ya estaba hecha. Susana Díaz nunca pidió nombres en la Ejecutiva, pero uno de sus colaboradores explicó a este medio que, al menos, esperaba algún gesto, algún nombramiento de una persona neutral o cercana a a la dirección, aunque fuese en los últimos lugares. Algo simbólico.En ese encuentro, de sólo ocho minutos, Sánchez le explicó a Díaz que las decisiones de su dirección ya estaban tomadas y se desentendió del Comité Federal, ya que eso estaba siendo tratado por sus segundos.

Ahí comenzaron las sorpresas: Sánchez eligió al alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, para liderar la nómina del comité federal. De los 20 andaluces nombrados para el Comité Federal por el congreso, seis son de Sánchez y 14 de Díaz, pero la lista fue única, y el líder nominativo era Toscano, que es una suerte de enemigo sin paliativos para el susanismo. En la Ejecutiva hay ocho andaluces, ninguno cercano a Díaz, ni siquiera neutral, y fue toda una sorpresa encontrar al alcalde de Jun en el listado de la dirección de Ferraz.

En el PSOE andaluz también están molestos por la lectura que se ha hecho de su ausencia en el plenario el sábado por la noche. Más cuando se ha filtrado un video de uno de sus propios simpatizantes que acudió a un ágape que organizó la dirección -se pagó a 15 euros por asistente- a esas horas. No se trataba de una fiesta, sino de un echar un rato con la presidenta, que salió muy tocada del encuentro con Sánchez. La presidenta bajó de la tercera planta, donde fue el encuentro, con el gesto desencajado y los ojos lagrimosos. La tensión acumulada desde la derrota brotó en esos momentos, casi delante de los periodistas.

El ágape, que tuvo lugar en el Colegio de Veterinarios, duró algo más de una hora, y muchos asistentes regresaron al lugar del congreso. Según la dirección andaluza, en esos momentos no era necesaria su presencia en el plenario y, de haberlo sido, se estaba en contacto con los organizadores. Ya se había pactado la transacional para corregir una enmienda a favor de la tercera república. El vídeo muestra a Díaz, reconociendo que le habían dado "una hostia en las primarias". La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, criticó este lunes este acto, entendido por algunos como una "fiesta", lo que ha encendido aún más los ánimos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios