El PSOE sitúa Granada en su ofensiva nacional para atajar la corrupción del PP

  • Ferraz avisa de que que no aceptará que se promueva a otro concejal del PP, sino que buscará apoyos para arrebatar la Alcaldía a los 'populares'

El apoyo que el 'aparato' del PSOE federal y andaluz ha brindado al socialista Paco Cuenca ha sido una constante en los últimos días. El papel de la secretaria general del PSOE regional, Susana Díaz, ha sido clave. La también presidenta de la Junta acusó ayer al PP andaluz de plantear "una dimisión del alcalde de Granada en diferido en quince días", una decisión que el Gobierno andaluz cree que no se merece ni Granada ni los granadinos.

Díaz señaló durante una visita institucional a Marbella que desde el PSOE van a actuar "con mucha responsabilidad", ya que desde el principio el portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de Granada pidió tanto al alcalde como al grupo popular "la dimisión cuanto antes" del regidor. También señaló que "en Granada cada partido debe actuar con responsabilidad", por eso le ha llamado la atención "la tibieza que esta teniendo el PP de Andalucía y su presidente con el alcalde de Granada", José Torres Hurtado.

"La ciudad de Granada no se merece llevar ya prácticamente una semana en todos los medios nacionales tras ser detenido su alcalde, por noticias de este tipo", sentenció la presidenta andaluza, que reclamó que cuanto antes se recupere la limpieza y la transparencia para "dar lustre a nombre que tiene Granada".

Díaz comentó que el PSOE va a actuar "con responsabilidad, pensando por encima de todo en la ciudad" y que a partir de ahí se tomarán las decisiones que la formación vea oportunas.

Estas palabras de la presidenta de la Junta fueron pronunciadas antes de que los grupos de PSOE y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Granada anunciaran que habían alcanzado un principio de acuerdo para promover una moción de censura que sacaría de la alcaldía a Hurtado (PP), detenido en una operación contra la corrupción urbanística.

Por otro lado, la portavoz adjunta del Grupo Socialista en el Congreso, Isabel Rodríguez, admitió con posterioridad que ya no vale la moción de censura que socialistas y Ciudadanos habían apalabrado en Granada antes de la dimisión del alcalde. Lo que debe organizar ahora el Ayuntamiento de Granada es convocar una sesión plenaria para elegir un nuevo alcalde, y ahí el PSOE avisa de que no aceptará que se promueva a otro concejal del PP, sino que buscará apoyos en otros grupos para arrebatar la alcaldía a los 'populares'. "Hay que limpiar la política de corrupción y ofrecer una alternativa decente", comentó la dirigente socialista.

Para Isabel Rodríguez, el caso de Granada "no es un hecho aislado" en el PP y son muchos los nombres vinculados al PP que se están viendo implicados en casos de corrupción o de fraude fiscal, desde el exvicepresidente Rodrigo Rato, el expresidente madrileño Ignacio González o el exministro Soria.

A su juicio, el PP tiene que asumir sus responsabilidades, en Granada y en el conjunto del país, y por ello ha insistido en la conveniencia de que Mariano Rajoy no siga de presidente del Gobierno. "Es necesario que haya regeneración y eso pasa por acabar el mandato de Rajoy", concluyó.

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, aseguró que hay disposición de todas las fuerzas de la oposición en el Ayuntamiento de Granada, para plantear una moción de censura contra el alcalde José Torres Hurtado, detenido la semana pasada en una operación anticorrupción.

Lo que ha provocado la coincidencia de todas las fuerzas de la oposición ha sido la posición del PP andaluz, según añadió Cornejo en conferencia prensa, quien garantizó que Ciudadanos está de acuerdo en que en Granada debe haber un cambio de Gobierno, asunto sobre el que ha asegurado que mantiene contactos con la dirección regional de este partido.

En este asunto aseguró que "no tiene nombre" la actitud del líder del PP andaluz, Juanma Moreno, porque primero el partido suspende de militancia al alcalde de Granada, luego le piden que dimita y posteriormente se plantean cómo y cuándo debe de abandonar el cargo, lo que supone "un choteo" para con los vecinos de Granada.

Torres Hurtado "tenía que haberse ido desde el minuto uno de su detención", aseguró Cornejo al incidir en las contradicciones del PP andaluz, ya que ha añadido que mientras Moreno dice que el alcalde debe contar con dos semanas para abandonar el cargo el presidente del PP de Granada, Sebastián Pérez, considera que "se tiene que ir ya".

Para recuperar "el equilibrio y la sensatez" en la gestión de la ciudad de Granada y en la política local de esta capital "es urgente un cambio" en su Gobierno local, insistió Cornejo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios