El PSOE ignora las mejoras a los investigadores que apoyó

  • El Grupo Socialista defendió una propuesta de IU en el Parlamento andaluz para la mejora laboral de estos científicos

La proposición de ley que plantea la reforma del artículo 197 de la Ley de la Seguridad Social en favor de incluir a los investigadores dentro de la categoría de trabajadores por cuenta ajena o asimilados ha entrado por tercera vez consecutiva, tras la disolución de las Cortes, en el inventario de iniciativas del Congreso de los Diputados sin correr la suerte de que algún grupo parlamentario la lleve a debate. El PSOE, que brindó su apoyo a esta propuesta de IU-Los Verdes (4 de febrero de 2003) en el Parlamento andaluz, tampoco ha reparado en ella ahora que ostenta el poder en Madrid.

Los precursores de esta modificación consideran "necesario" que los becarios de investigación "tengan cubiertas sus necesidades por enfermedad para sí y su familia, hayan devengado derechos para sus futuras pensiones y cotizado para la prestación de desempleo", asimismo, demandan "un contrato laboral" para "los titulados universitarios que desarrollen una función investigadora tanto en el terreno público como en el privado".

José Luis Blanco, parlamentario andaluz designado para la defensa de esta propuesta en el Congreso, entiende que la ansiada estabilidad en el empleo de este colectivo está cubierta ya que, en gran medida, "el problema de fondo se ha resuelto" con la adquisición del "derecho al desempleo y la cobertura de la Seguridad Social".

La coordinadora de la Federeción de Jóvenes Investigadores- Precarios (FIJ), Cecilia Galindo, califica de "incierta" la afirmación de Blanco. Para Galindo esto sería así si se cumpliera el Real Decreto 63/2006, por el que se aprueba el Estatuto del personal investigador en Formación, conocido como "2+2", que estipula que todas las ayudas tienen que incluir dos años de beca con derecho a Seguridad Social y dos años de contrato.

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, aseguró durante la inauguración del pasado curso universitario, que cambiaría el patrón de contratación de los investigadores en 2008. El futuro sistema, "1+3+1", reducirá a la mitad el periodo de beca y ampliará el contrato predoctoral hasta tres años, etapa que se puede incrementar en un año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios