El juez pide fianza a Pacheco por la venta de la antigua estación de autobuses de Jerez

  • Medida cautelar de 1,7 millones al ex alcalde y a los otros cuatro imputados por posible traspaso irregular del inmueble.

El Juzgado de Instrucción número 4 de Jerez ha requerido a Pedro Pacheco y a los otros cuatro imputados por el caso de la presunta venta irregular de la antigua estación de autobuses, entre ellos el empresario José Luis López, para que presten fianza solidaria por 1.695.000 euros, bajo apercibimiento de embargo.

El auto, emitido el pasado 22 de junio, surge tras haber solicitado el Ministerio Fiscal la medida cautelar para el "aseguramiento de las responsabilidades pecuniarias" de los implicados. Según censuró ayer el propio Pacheco, que ha recurrido el auto judicial, la instrucción ni tan siquiera ha concluido, pues al parecer faltan por comparecer ante el magistrado que instruye el caso miembros de los consejos de la Empresa Municipal del Suelo donde se adoptaron los acuerdos.

Los hechos se retrotraen al año 2005, cuando Pacheco era primer teniente de alcalde, delegado de Urbanismo y vicepresidente del consejo de administración de la Empresa Municipal del Suelo (Emusujesa). La Fiscalía investiga, como consecuencia de una denuncia de la ex alcaldesa socialista Pilar Sánchez -que era por aquel entonces presidenta de Emusujesa y votó a favor de la enajenación-, la venta de la antigua estación de autobuses a la empresa Ingeniería Jienense SL por un precio no ajustado al de mercado y en perjuicio del interés público en connivencia con dos empresarios, José Luis López y su socio Francisco Chávez López -a quien también se incluye en la petición de fianza-. El inmueble, según la denuncia, pasó del Ayuntamiento a Emusujesa y de ésta a la citada sociedad (que poco después acabó vendiéndolo de nuevo) por 2,76 millones de euros, pese a que se debían haber ingresado en las arcas municipales al menos 4,46 millones, precio mínimo de mercado según tasación de la Agencia Tributaria.

Según reza el auto del juez que instruye el caso, por el que Pacheco se enfrenta a posibles delitos de prevaricación, malversación y fraude, en la investigación se trasluce "la existencia de indicios fundados de que se urdió el plan de adquisición de un bien por parte de una empresa municipal por un precio notoriamente inferior al real de mercado en perjuicio del Ayuntamiento". Al mismo tiempo, el magistrado prosigue asegurando que se simuló un destino concreto del mismo, cuando la finalidad real no era sino transmitirlo a terceros previamente concertados aparentando una especie de concurso público.

Después de reiterar la "absoluta legalidad" del procedimiento, Pacheco volvió a insistir ayer, en declaraciones a este periódico, en que la adquisición de la antigua estación por parte de la Empresa del Suelo y su enajenación contó con el visto bueno de sus socios de gobierno, el PSOE. Además, según aclaró el actual líder del Foro Ciudadano, en junio de 2004 se aprobó por el consejo de administración de Emusujesa la compra del inmueble al Ayuntamiento al objeto de implantar un centro de ocio por algo más de 2 millones de euros y según la tasación efectuada por la antigua Gerencia Municipal de Urbanismo, "y yo ni tan siquiera estaba en ese consejo, pues era presidenta la actual alcaldesa, María José García-Pelayo [de PP], y la vicepresidencia recaía en una concejal del PSA". "¿Qué pinta aquí Pacheco? ¿Qué clase de persecución es ésta?", se cuestionó. Pacheco señaló que la prueba de que la venta fue legal es que, "ocho años después, allí lo que hay es un solar semiabandonado y un bazar chino; sus condiciones urbanísticas eran durísimas y tanto el Ayuntamiento como Emusujesa obtuvieron plusvalías importantes por la venta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios