Picardo desbanca a Caruana y pone fin a 15 años de gobierno del GSD

  • El socialdemócrata vende cara su derrota pues la coalición de socialistas y liberales vence por solo dos puntos. El PDP de Azopardi apenas araña un 4% de los votos · La participación supera el 82%.

Comentarios 42

El abogado Fabian Picardo, líder de los socialistas, es el nuevo ministro principal de Gibraltar tras vencer de forma ajustada al socialdemócrata Peter Caruana en las elecciones celebradas al jueves. 

Tras más de ocho horas de un insufrible recuento de votos en el John Mackintosh Hall, el administrador electoral Melvyn Farrell compareció a las 9:00 horas de ayer viernes para confirmar la victoria de la coalición GSLP-GLP, que aglutinó el 48,88% de los votos frente al 46,76% del GSD. El Partido Democrático Progresista (PDP) de Keith Azopardi volvió a quedarse muy atrás y tuvo que conformarse con un 4,36% de apoyo. 

Finalmente, los sondeos que auguraban el triunfo de Picardo se llevaron el gato al agua, aunque la de ayer fue una victoria sufrida que durante la noche del recuento rozó el empate técnico en diversos momentos. Una realidad que a medida que pasaban los minutos se distanciaba más y más de la encuesta a pie de urna de la GBC, que una hora después del cierre de los doce colegios electorales había vaticinado que el GSLP-GLP ganaría por ocho puntos. 

En unos comicios con un índice de participación del 82,51% -votaron 17.915 gibraltareños de los 21.712 llamados a las urnas-, no sólo los dos grandes aspirantes a ministro principal superaron la barrera de los 8.000 votos, sino también todos los demás miembros del nuevo Parlamento. 

Picardo fue el candidato más votado con 8.781 sufragios, seguido de otros cinco miembros de su lista: John Cortés, el liberal Joseph García, Gilbert Licudi, el histórico Joe Bossano y Charles Bruzon. El sexto con más respaldo, Peter Caruana, que cosechó 8.515 votos. Le siguieron el liberal Neil Costa y el socialdemócrata Daniel Feetham, que confirmó que es tras Caruana el miembro del GSD con más tirón electoral. El resto de integrantes del Parlamento son por este orden Steven Linares y Samantha Sacramento, de la coalición; Isabel Ellul-Hammond, una de las caras nuevas del GSD; el socialista Paul Balban; y los socialdemócratas Damon Bossino, Edwin Reyes, James Netto y Selwyn Figueras. 

Los tres candidatos del GSD que se han quedado fuera son Lianne Azzopardi y los hasta ahora ministros Yvette del Agua y Joe Holliday, uno de los hombres fuertes de Caruana. En cuanto al PDP, solo su líder, Keith Azopardi, superó los 1.000 votos. Se hizo con 1.896 sufragios, 267 menos que hace cuatro años. 

A las 7:20 horas llegó al Mackintosh Hall entre aplausos y abrazos el perdedor y nuevo líder de la oposición junto a su esposa. Apenas diez minutos después lo hicieron el nuevo ministro principal y su mujer Justine, muy emocionada. Fueron momentos intensos, al igual que los que se vivieron dos horas antes cuando entró en el edificio el hasta mayo líder de los socialistas, Joe Bossano. 

Tras la lectura de los resultados intervinieron los tres candidatos principales. Azopardi admitió sentirse "decepcionado" por los resultados aunque "orgulloso" de la campaña del PDP. Además de felicitar al ganador, tuvo palabras de elogio para el ministro principal saliente: "Tuve el privilegio de trabajar con él y conozco bien la dedicación y energía invertidas". 

Subió a continuación al escenario Caruana, muy aplaudido por compañeros de partido y oponentes políticos. El líder del GSD expresó su "profundo respeto" al cambio por el que han optado los gibraltareños y aseveró que ha sido "un honor" representar al Peñón desde 1996. 

"Mi partido y yo nos sentimos unos privilegiados. Espero que ahora se sepa valorar que Gibraltar es un lugar mejor tras el paso del GSD", puntualizó Caruana, quien hizo hincapié en lo reñidos que han sido los comicios y lamentó la salida de Holliday y Del Agua del Parlamento y la no entrada de Lianne Azzopardi. 

Por otro lado, felicitó a Picardo, al que deseó "los mejores éxitos", y se ofreció a prestarle toda la ayuda que estime necesaria al no estar recogido en la Constitución del Peñón el traspaso de poderes. 

Cerró los discursos el socialista, que fue recibido con gritos de tú sí que vales. Tras calificar las elecciones de "excelente ejercicio de democracia" y destacar la alta participación, indicó que el triunfo no era suyo sino de todos los miembros del partido que llevan años trabajando. Además de recordar a militantes fallecidos, Picardo aseguró que gobernará "para todos los gibraltareños" y tuvo palabras para el GSD, del que dijo que ha estado "muchos años en el Ejecutivo pero ha hecho muchas cosas bien que no se pueden denigrar". 

El nuevo ministro principal se refirió después a su antecesor, Joe Bossano, y al trabajo realizado por éste, momento que aprovechó para proponerle que sea su ministro de Empleo. De otra parte, se comprometió a empezar a trabajar "ya" para aplicar todas las políticas incluidas en su manifiesto electoral. 

Fuertes aplausos siguieron a la intervención de Fabian Picardo, que tras bajar del escenario saludó tanto a Azopardi como a Caruana y se fundió en un fuerte abrazo con Bossano, escena que se repitió varias veces durante la noche. 

Acto seguido tomó a su esposa Justine de la mano y salió del John Mackintosh Hall, donde le esperaban militantes y simpatizantes socialistas. Inició entonces el tradicional paseo del ganador para saludar a sus conciudadanos.

En unos comicios con un índice de participación del 82,51% -votaron 17.915 gibraltareños de los 21.712 llamados a las urnas-, no sólo los dos grandes aspirantes a ministro principal superaron la barrera de los 8.000 votos, sino también todos los demás miembros del nuevo Parlamento.

Picardo fue el candidato más votado con 8.781 sufragios, seguido de otros cinco miembros de su lista: John Cortés, el liberal Joseph García, Gilbert Licudi, el histórico Joe Bossano y Charles Bruzon. El sexto con más respaldo, Peter Caruana, que cosechó 8.515 votos. Le siguieron el liberal Neil Costa y el socialdemócrata Daniel Feetham, que confirmó que es tras Caruana el miembro del GSD con más tirón electoral. El resto de integrantes del Parlamento son por este orden Steven Linares y Samantha Sacramento, de la coalición; Isabel Ellul-Hammond, una de las caras nuevas del GSD; el socialista Paul Balban; y los socialdemócratas Damon Bossino, Edwin Reyes, James Netto y Selwyn Figueras.

Los tres candidatos del GSD que se han quedado fuera son Lianne Azzopardi y los hasta ahora ministros Yvette del Agua y Joe Holliday, uno de los hombres fuertes de Caruana. En cuanto al PDP, solo su líder, Keith Azopardi, superó los 1.000 votos. Se hizo con 1.896 sufragios, 267 menos que hace cuatro años.

A las 7:20 horas llegó al Mackintosh Hall entre aplausos y abrazos el perdedor y nuevo líder de la oposición junto a su esposa. Apenas diez minutos después lo hicieron el nuevo ministro principal y su mujer Justine, muy emocionada. Fueron momentos intensos, al igual que los que se vivieron dos horas antes cuando entró en el edificio el hasta mayo líder de los socialistas, Joe Bossano.

Tras la lectura de los resultados intervinieron los tres candidatos principales. Azopardi admitió sentirse "decepcionado" por los resultados aunque "orgulloso" de la campaña del PDP. Además de felicitar al ganador, tuvo palabras de elogio para el ministro principal saliente: "Tuve el privilegio de trabajar con él y conozco bien la dedicación y energía invertidas".

Subió a continuación al escenario Caruana, muy aplaudido por compañeros de partido y oponentes políticos. El líder del GSD expresó su "profundo respeto" al cambio por el que han optado los gibraltareños y aseveró que ha sido "un honor" representar al Peñón desde 1996.

"Mi partido y yo nos sentimos unos privilegiados. Espero que ahora se sepa valorar que Gibraltar es un lugar mejor tras el paso del GSD", puntualizó Caruana, quien hizo hincapié en lo reñidos que han sido los comicios y lamentó la salida de Holliday y Del Agua del Parlamento y la no entrada de Lianne Azzopardi.

Por otro lado, felicitó a Picardo, al que deseó "los mejores éxitos", y se ofreció a prestarle toda la ayuda que estime necesaria al no estar recogido en la Constitución del Peñón el traspaso de poderes.

Cerró los discursos el socialista, que fue recibido con gritos detú sí que vales. Tras calificar las elecciones de "excelente ejercicio de democracia" y destacar la alta participación, indicó que el triunfo no era suyo sino de todos los miembros del partido que llevan años trabajando. Además de recordar a militantes fallecidos, Picardo aseguró que gobernará "para todos los gibraltareños" y tuvo palabras para el GSD, del que dijo que ha estado "muchos años en el Ejecutivo pero ha hecho muchas cosas bien que no se pueden denigrar".

El nuevo ministro principal se refirió después a su antecesor, Joe Bossano, y al trabajo realizado por éste, momento que aprovechó para proponerle que sea su ministro de Empleo. De otra parte, se comprometió a empezar a trabajar "ya" para aplicar todas las políticas incluidas en su manifiesto electoral.

Fuertes aplausos siguieron a la intervención de Fabian Picardo, que tras bajar del escenario saludó tanto a Azopardi como a Caruana y se fundió en un fuerte abrazo con Bossano, escena que se repitió varias veces durante la noche.

Acto seguido tomó a su esposa Justine de la mano y salió del John Mackintosh Hall, donde le esperaban militantes y simpatizantes socialistas. Inició entonces el tradicional paseo del ganador para saludar a sus conciudadanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios