Pistoletazo de salida a la precampaña

  • Arenas basa su candidatura en la "necesidad" de la alternancia y prioriza la austeridad y el empleo como pilares sobre los que sostener la regeneración democrática · El PSOE proclama hoy a Griñán candidato

Comentarios 4

Los partidos políticos no han esperado a la entrada del invierno para dar por iniciada la precampaña que desembocará en la celebración de las elecciones autonómicas, presumiblemente, recién estrenada la primavera. Más de tres meses por delante en los que PSOE y PP batallarán por alzarse con la Presidencia de la Junta de Andalucía, la única comunidad en la que gobierna el PSOE, junto al País Vasco, y feudo de los socialistas durante treinta años ininterrumpidos.

Y los populares están más que convencidos, esta vez sí, de que ha sonado la hora del desalojo definitivo de los socialistas del Gobierno andaluz. Para el presidente del PP-A, Javier Arenas, se trata de "seguir haciendo historia". Así lo transmitió ayer en Granada a los principales dirigentes de su partido, conminándolos a repetir el éxito de las pasadas elecciones municipales y generales, en el transcurso de las Jornadas para el Cambio y el Empleo organizadas por su partido.

Arenas aprovechó el acto para, por un lado, "aceptar el reto" tras su designación como candidato a la Junta por el comité electoral. Por otro, para presentar sus "pilares del cambio": cinco puntos más o menos concretos que le llevaron a hacer algunas de sus primeras promesas, como la de afrontar una "profunda" reforma del sistema educativo "en mi primer mes de mandato".

A su juicio, "urge situar la educación en el centro del debate de la sociedad andaluza" y plantear un sistema educativo que combine "en su justa medida" los medios humanos y materiales con la difusión del conocimiento, el "respeto y la autoridad". Acometerá ese cambio en la educación para "ganar la batalla" al fracaso escolar". En contraposición, dijo, a los que "se llenan la boca hablando del I+D+i y de un modelo del cambio productivo", la mejor inversión es en una "educación de calidad" para conseguir una sociedad "más competitiva".

Pero, como el propio nombre de las jornadas indica, la primera de las premisas de ese cambio "tranquilo" es el empleo. "Todo lo que hagamos será pensando en el empleo", anunció Arenas. Y para conseguir rebajar la tasa de paro en la comunidad y ganar a la crisis, el PP fomentará un "gran acuerdo" por el empleo que implique a todos los sectores.

El segundo de esos pilares en los que se basa el proyecto de Arenas es la "regeneración democrática". Al respecto, prometió que, cuando llegue a San Telmo, llevará dos proyectos de ley al Parlamento para, por un lado, "limitar el mandato del presidente de la Junta a ocho años" y, por otro, para "consagrar que tengamos siempre elecciones separadas" en la comunidad".

El tercer bloque de reformas que pretenden llevar a cabo los populares es el de la Administración. Además de anunciar que se derogarán los "decretazos que han incendiado la función pública andaluza", Arenas se comprometió a despolitizar la Administración y a fomentar "el respeto al euro público" con una acción pública "profesional y escrupulosa" gracias a una plantilla de "excelentes profesionales".

Una de las constantes del discurso popular, la austeridad, será el cuarto punto de apoyo para llegar a la Presidencia de la Junta. Así, Arenas prometió una "Ley de Hacienda Pública para que no se gaste ni un euro sin el control de los funcionarios". Y también lanzó la idea de que los políticos "deberán rendir cuentas, además de con las urnas, con la justicia cuando sean los responsables de llevar a una admininistración pública a la quiebra".

Todo ello, sumado a la educación, será lo que motive, según Arenas, "el cambio del signo de la historia" en Andalucía. "No queremos ganar las elecciones por los errores de los demás, sino por la confianza en el futuro", zanjó. Un futuro que pasa por un "presidente de la Junta que no insulte a jueces, funcionarios y a la inteligencia de los ciudadanos".

Enfrente, el PSOE quiere cambiar el rumbo de derrotas consecutivas y apuntala las ideas que presentará a los andaluces para ganar su confianza. El actual presidente de la Junta, José Antonio Griñán, será proclamado hoy como candidato en un acto con la presencia de su antecesor, Manuel Chaves.

Esta designación dará el pistoletazo de salida a la precampaña socialista con el lema Hagamos nuestro propio camino, según anunció ayer la secretaria de Organización del PSOE andaluz, Susana Díaz. Sin incidencias en el proceso, Díaz explicó que la comisión de garantías verificó que no se ha producido ninguna solicitud de elecciones primarias y que por tanto ningún dirigente ha querido optar a la candidatura de la Presidencia de la Junta, así que la designación de Griñán se convertirá en el previsible trámite que esperaba el partido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios