El Plan de Doñana acota a residentes el tráfico en el camino de Villamanrique

  • El documento propone ampliar la capacidad de la carretera Almonte- Matalascañas y apuesta por el ferrocarril

Comentarios 7

El nuevo Plan de Desarrollo Sostenible de Doñana intenta darle una solución al polémico camino agrícola que une Villamanrique con El Rocío, y que la organización WWF-Adena ha llevado hasta el Tribunal de Luxemburgo. El documento, presentado ayer en Aznalcázar, propone que esta vía -asfaltada por la Junta de Andalucía y que se ha convertido en carretera alternativa cuando se colapsa la conexión entre Almonte y Matalascañas- sólo pueda ser usada por los residentes "y aquellas personas que justifiquen su relación con la actividad agrícola o forestal, del medio natural o con actividades formativas".

Mejorar las conexiones internas en el entorno de Doñana es uno de los principales objetivos del documento que, incluye entre sus iniciativas para la A-483, la carretera a Matalascañas, que "se amplíe la capacidad en un sentido o en otro, en función del momento de demanda de tráfico" y facilitar "que el transporte público, de acceso a El Rocío y Matalascañas, discurra con velocidad comercial aceptable y competitiva con el vehículo privado".

Las apuesta por el ferrocarril es otro de los elementos destacados de este documento que, tras ser presentado a los agentes sociales, debe pasar ahora por el cribado de la Consejería de Medio Ambiente para su aprobación por el Gobierno andaluz.

Entre los objetivos del plan, el borrador del documento apuesta por la reestructuración del sistema hídrico natural y sus usos ante los "desequilibrios" actuales, ya que considera que el agua en Doñana "constituye el soporte básico de la vida, de los ecosistemas, de la actividad productiva, de los sistemas de asentamientos urbanos y de la calidad de vida", al tiempo que "es el principal soporte de las relaciones entre los distintos componentes del territorio y los diferentes componentes de las estructuras vivas". También propone cambios en la gestión administrativa, con la apuesta por la creación de "un instrumento de gestión de políticas con un ámbito supralocal coincidente con Doñana", lo que afecta a 14 municipios.

El segundo Plan de Desarrollo Sostenible comenzó a elaborarse en otoño de 2005 y en su redacción han participado más de 1.200 personas que han acudido a las 137 actividades organizadas por la Fundación Doñana 21, que ha coordinado el proceso junto a la Estación Biológica de Doñana y WWF-Adena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios