Podemos presiona a IU para que rompa con el PSOE a nivel local

  • La coalición de izquierdas reivindica su independencia: "No recibimos órdenes de nadie"

Antonio Maíllo y Teresa Rodríguez, en los pasillos del Parlamento. Antonio Maíllo y Teresa Rodríguez, en los pasillos del Parlamento.

Antonio Maíllo y Teresa Rodríguez, en los pasillos del Parlamento. / josé manuel vidal / efe

Bloque de izquierdas sí, pero con letra pequeña. Podemos explicó ayer su modelo de confluencia para "galvanizar las fuerzas del cambio". Para conseguir su objetivo y convertirse en una "alternativa al bipartidismo", la formación morada tiene a IU como socio preferente, pero hay condiciones. La coalición de izquierdas tendrá que romper con el PSOE en los ayuntamientos donde comparten equipo de gobierno si quiere ir en una lista conjunta en las municipales de 2019 en esas localidades.

Si Podemos no transige, Córdoba, por ejemplo, no podrá tener una candidatura unitaria de izquierdas en los próximos comicios locales, a no ser que IU se pliegue y deje al PSOE solo al frente del Consistorio. Lo que no está en peligro es la confluencia a nivel autonómico, tal y como garantizó el secretario Político de Podemos Andalucía, Jesús Rodríguez, quien ayer presentó el calendario que su partido ha establecido para decidir cómo será la confección del "bloque del cambio".

El documento se envió el martes a los círculos y grupos municipales de Podemos y pasará también por las direcciones provinciales antes de que se apruebe finalmente en el Consejo Ciudadano Andaluz a principios de julio. Según el número dos de Podemos, con este calendario se adelantan al proceso de confluencia de la dirección nacional, aunque aseguró que la sintonía que hay entre Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo también se traslada a Madrid y al resto del partido. "Para trascender a Unidos Podemos hay que empezar ya", añadió Rodríguez, quien considera que su partido debe estar preparado para un posible adelanto electoral.

Si el proceso de consulta a las bases no introduce cambios, el texto tiene varias "condiciones para la unidad". La primera y más importante es vetar al PP cueste lo que cueste. "Podemos debe ser un dique de contención" contra los populares y "su marca blanca, que es Ciudadanos, que ha venido a blindar el bipartidismo", explicó Rodríguez.

Dejar fuera al PP de los gobiernos es la única excusa que encuentran en Podemos para aliarse con el PSOE, pero nunca habrá pactos de gobierno con los socialistas. "El PSOE no es recuperable para el cambio y no podemos aparecer como sus subalternos", espetó Rodríguez. Respecto a los socialistas, el documento sólo contempla llegar acuerdos de investidura, ya sea para que Podemos logre una Alcaldía o para que sea el PSOE quien gobierne. De aprobarse este modelo, el gobierno morado de Cádiz, que contó con el apoyo del PSOE, no corre peligro. En la misma situación está el Ayuntamiento de Sevilla, cuyo alcalde socialista fue investido con los votos de la marca de Podemos en la ciudad.

El problema lo tienen ahora los grupos municipales de IU en lugares como Córdoba, Marbella o El Puerto de Santa María. Podemos considera que no puede haber confluencia con los mismos miembros que hasta la primavera de 2019 estarán en un gobierno con el PSOE. Los concejales de Podemos en esas localidades son oposición a los de IU y eso, según señaló ayer Jesús Rodríguez, les impide compartir listas para los próximos comicios. El dirigente de Podemos cree que en IU están por la labor de alejarse del PSOE, sobre todo tras su experiencia en el Ejecutivo andaluz en la pasada legislatura.

La coalición de izquierdas salió magullada de su última experiencia en San Telmo y Maíllo ha puesto tierra de por medio con los socialistas durante su mandato, pero fuentes de la coalición de izquierdas pidieron "respeto" a Podemos como la "organización con amplia autonomía" que son. "Nosotros no recibimos órdenes de nadie", añadieron para después afirmar que "la soberanía de IU es de toda su militancia". El propio Maíllo, desde Algeciras, criticó las "formas" empleadas por la formación morada. "Es un error establecer líneas rojas y sobre todo en el contexto de las municipales, que tienen una casuística compleja", apostilló el líder de IU.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios