La Policía imputa a tres adolescentes por el vídeo sexual grabado en Cádiz

  • Uno lo ha sido por la filmación y los otros dos por la difusión del material a través de internet

Después de dos días de investigaciones y de tomar declaración a una docena de jóvenes, la Policía Nacional imputó ayer a tres adolescentes por la grabación y distribución de un vídeo subido a la red social Tuenti y que posteriormente se pasó a Twitter en el que se observa como una menor de 16 años mantiene relaciones sexuales en un descampado de la zona gaditana de Cortadura. De los tres menores detenidos, uno lo ha sido por la grabación y distribución del material videográfico y los otros únicamente como distribuidores. Según ha comentado la Policía, los arrestados, tras ser oídos en declaración, fueron puestos en libertad con la obligación de comparecer ante la Fiscalía de Menores cuando sean requeridos.

Durante la noche del 2 al 3 de abril pasado se difundió en Internet un vídeo con contenido sexual explícito en el que participaban menores de edad. En breve fue compartido y distribuido en la red social Twitter por miles de usuarios bajo un hashtag que rápidamente se convirtió en trending topic. Ante estos hechos el Grupo de Redes Sociales y la Brigada de Investigación Tecnológica llevaron a cabo las primeras actuaciones aquella misma madrugada. A primera hora miércoles los agentes ya contaban con una serie de datos para iniciar una investigación. Estas primeras informaciones permitieron alertar al Servicio de Atención a la Familia (SAF) de la Comisaría Provincial de Cádiz.

El miércoles la menor que aparece en el vídeo presentó denuncia por estos hechos en la Comisaría. Antes de la comparecencia de esta joven, los agentes ya habían identificado a uno de los adolescentes que aparecía en el vídeo, testigo de los hechos. Investigaciones posteriores permitieron la identificación y detención de los tres menores. Tanto la chica protagonista del vídeo como sus familiares están pasando momentos difíciles, por lo que desde todos los sectores de la investigación y de la comunidad educativa ruegan la mayor discreción para proteger su intimidad.

La distribución de este vídeo es un delito tipificado en nuestro ordenamiento jurídico. Debido a que multitud de personas lo han colgado en diferentes servidores, se está realizando un seguimiento para identificar y detener a aquellas personas que han llevado a cabo esta difusión con conocimiento de causa. Al respecto, el Defensor del Pueblo, José Chamizo pidió "necesidad de un cierto control" en las redes sociales, pero "sin perder la libertad de expresión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios