La Policía ofrece escoltas a los dos concejales que destaparon la trama urbanística

  • Los ediles denunciaron al partido los desmanes urbanísticos de Antonio Barrientos

Comentarios 1

Los responsables de la investigación que ha desencadenado la operación Astapa contra una supuesta trama de corrupción en el Ayuntamiento de Estepona han ofrecido servicio de escolta a los dos concejales socialistas cuyos testimonios han sido claves para destapar los hechos. La Policía Nacional se ha puesto en contacto con los dos ediles, David Valadez y Cristina Alarcón, que ya en 2006 denunciaron ante la Ejecutiva del PSOE la presuntas anomalías cometidas por el regidor en relación a convenios urbanísticos o la adjudicación de servicios municipales, después de que sus nombres hayan salido a la luz pública. Los agentes persiguen con este ofrecimiento la total seguridad de ambos políticos, cuyos testimonios son básicos.

Fuentes cercanas al caso manifestaron que los investigadores se han puesto en contacto con los dos afectados, que comparten equipo de gobierno con el actualmente detenido Antonio Barrientos y que en en el pasado se mostraron muy críticos con su gestión. Los agentes les han transmitido la posibilidad de adjudicarles un servicio de escoltas después de que sus nombres hayan trascendido como las personas que han colaborado y facilitado datos para destapar las supuestas corruptelas que se habían instaurado en el Consistorio esteponero.

Las citadas fuentes no quisieron precisar si los políticos han recibido alguna amenaza para tratar de coaccionarlos y justificaron el ofrecimiento en la necesidad de mantener su tranquilidad.

La respuesta de la Ejecutiva provincial del PSOE tras su denuncia fue "de mutismo. Lo que se dijo, más o menos, es que no cabía la posibilidad de levantar la liebre porque las expectativas eran muy buenas en Estepona".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios