La Policía da esperanzas al padre de Mari Luz de que la niña aparecerá "pronto"

  • Ayer prestó declaración un individuo que el propio abuelo de la víctima, Juan Cortés, llevó a la Policía al considerarlo "sospechoso"

Comentarios 0

El padre Mari Luz Cortés, la niña de cinco años que permanece en Huelva desaparecida desde el pasado día 13, Juan José Cortés, estuvo a primeras horas de la tarde en la Comisaría de la Policía Nacional contrastando "pistas y datos", que le hacen "albergar la esperanza de que la niña aparecerá muy pronto".

Aunque no quiso detallar estas informaciones porque "no llevan a nada concreto", sí manifestó en rueda de prensa a las puertas de su casa en el barrio de El Torrejón que "todos los días declaran personas que aportan informaciones", como en el día de hoy lo ha hecho un individuo que el propio abuelo de la víctima, Juan Cortés, ha llevado a la Policía al considerarlo "sospechoso".

El propio Juan Cortés detalló que esta mañana llevó a esta persona, que no vive en el barrio de El Torrejón, a la Policía, aunque no quiso detallar los motivos que le llevaron a sospechar de la misma, incluso aseguró que "no quiere decir que sea el culpable de la desaparición de Mari Luz".

No obstante, sí destacó que la familia de la niña "no quiere venganza, sino justicia, así que no dudará en llevar o decir a la Policía de toda aquella persona que piense que pueda aportar alguna información o esté involucrada en el caso, ya que debemos de tratar de que el caso de Mari Luz sea el último y de que la gente no tenga miedo y lleve a sus niños al colegio".

Lo cierto es que Juan José Cortés, que hace dos días puso en duda los avances en la investigación policial sobre el caso de su hija, hoy confió "plenamente" en ellos porque "son expertos en la materia" y quiso "animarlos" y decirles que "el hecho de que la familia baraje la posibilidad de contratar investigadores privados sólo es para complementar porque cuatro ojos ven más que dos, pero que no intercederá en la investigación oficial y sólo se contratará con el consentimiento de la Policía".

A su juicio, "se están aportando muchos datos que van conformando un puzzle que dará pronto con el paradero de Mari Luz", por lo que animó a "todo el que pueda seguir aportando informaciones, que las de, aunque la sepa desde el primer día y no las haya querido comunicar por miedo", y recordó que "no le va a pasar nada, incluso se protegerá su identidad".

Además, indicó que, "aunque no se ha ofrecido ninguna recompensa de forma oficial, quien aporte una pista que lleve a Mari Luz debe saber que será muy bien recompensado porque devolverá lo más importante para su familia".

Con estos argumentos, aseguró venir "muy animado" de su encuentro con la Policía porque "el simple hecho de que alguien llame y diga que ha visto algo, da esperanzas porque se entiende que todo el mundo está pendiente de encontrar a Mari Luz y eso puede hacer que aparezca", e insistió en que "pronto puede haber buenas noticias sobre el hallazgo de Mari Luz".

Con todo, Juan José Cortés indicó que los rastreos de los voluntarios continuarán, incluso se montará un "gran" dispositivo con gente que se ha ofrecido con quads y caballos para el fin de semana, sobre el que pidió "toda la colaboración posible".

También destacó que numerosos artistas se han puesto en contacto con él para celebrar un concierto benéfico en favor de Mari Luz, que se mostró dispuesto a buscar fecha porque, "si ellos cantando pueden expresar que hay que buscar a la niña, es una idea extraordinaria".

Las manifestaciones

El padre de Mari Luz reconoció que en la jornada de ayer sintió "el apoyo de toda España" por la desaparición de la niña y justificó su presencia en Madrid con la "necesidad de que un padre le diga al mundo entero de que su hija está desaparecida y hay que seguir buscándola".

Por su parte, la madre de la menor desaparecida, Irene Suárez, aseguró que en la manifestación que se celebró ayer en Huelva, a la que asistieron unas 10.000 personas, sintió "mucho ánimo y mucha fuerza porque la gente está viviendo el caso de Mari Luz y esto ayuda a seguir hacia adelante".

Esta misma tarde, cientos de vecinos de Gibraleón se concentraron en la Plaza de España de la localidad para mostrar el apoyo del pueblo a los padres de la pequeña Mari Luz y para rogar a quien la tenga retenida que la devuelva a su familia.

En el acto, convocado por el Ayuntamiento, intervinieron dos familiares de Mari Luz residentes en Gibraleón, primas hermanas de su abuelo, María Cinta y Rocío Domínguez Cortés, que agradecieron a todo el pueblo de Gibraleón "esta emotiva muestra de cariño tan necesaria en estos momentos" y tuvieron la oportunidad de insistir a la población en que "acudan a las Fuerzas de Seguridad en el caso de detectar cualquier indicio que pudiera suponer una pista, por pequeña que parezca".

más noticias de ANDALUCÍA Ir a la sección Andalucía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios