La Policía interviene 43 toneladas de tabaco a una red de contrabando

  • La desarrollada en Las Quemadas es la segunda mayor aprehensión de picadura de España.

Una investigación conjunta de la Policía Nacional y de la Agencia Tributaria ha permitido el desmantelamiento de una organización dedicada a la producción de tabaco de contrabando que estaba asentada en el polígono de Las Quemadas, con un operativo en el que detuvieron a cinco personas y se incautaron de 43.000 kilos de esta sustancia. Esta operación, que se llevó a cabo la pasada semana, ha supuesto la segunda mayor aprehensión de picadura de tabaco realizada en España hasta la fecha y la más importante que se ha desarrollado en la provincia de Córdoba. 

Las investigaciones se iniciaron a primeros de año al conocer la Policía la existencia de una red de contrabando de tabaco cuyos integrantes podrían estar asentados en Córdoba. Tras realizar distintas averiguaciones, se determinó que el modusoperandi utilizado consistía en la introducción de grandes cantidades de hojas de tabaco -procedentes de países como Polonia, Grecia, Bangladesh o India-, que almacenaban en naves de polígonos industriales de Córdoba. A continuación, esas hojas de tabaco eran manipuladas, preparadas y envasadas para ser comercializadas a través de internet por toda España.

Conforme avanzaba la investigación, se determinó que la organización utilizaba varias naves del polígono de Las Quemadas, donde presumiblemente estaban almacenando "importantes" cantidades de hojas de tabaco. Ante la llegada a una de las naves de un camión tipo trailer, se decidió realizar una inspección simultánea en la mañana del pasado día 15. A partir de ahí comenzaron a destapar la red. 

Los agentes detectaron en la primera nave una "ingente" cantidad de cajas cuyo contenido era hojas de tabaco (con un peso aproximado de 100 kilos cada una), siendo éste el espacio donde se recibía y almacenaba la mercancía antes de su manipulación. En la nave se incautaron 40 toneladas, duplicando así la operación materializada en octubre de 2015, cuando fueron intervenidos 20.000 kilos. 

En el registro de una segunda nave, la Policía Nacional observó cómo varios individuos se encontraban picando hojas de tabaco, siendo éste uno de los lugares donde se procesaba y envasaba, previamente a su distribución. Allí se aprehendieron unos 2.000 kilos de tabaco picado, mientras que en un tercer registro intervinieron otros 1.000 kilos, en este caso ya manipulado y envasado. 

El jefe del Cuerpo Nacional de Policía de Andalucía Occidental, Francisco Perea; el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz; el subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado, y el delegado especial de la Agencia Tributaria, Alberto García, presentaron ayer esta operación y destacaron que en los últimos años la venta ilegal de cajetillas de tabaco ha descendido, mientras que la venta de picadura ha aumentado. García aseveró que "este tabaco es gravemente nocivo para la salud pública por mucho que los que lo distribuyen digan que es más ecológico". A esto, hay que sumar el fraude que supone contra la Hacienda Pública. 

Este incremento del picado ilegal se debe, según el delegado especial de la Agencia Tributaria, a que "hay un cambio de conducta entre la población más joven" respecto a la forma del consumo de tabaco, lo que ha propiciado la creación de circuitos ilegales. "Por internet dicen que es tabaco más natural y sin aditivos, pero no advierten que no ha pasado controles sanitarios", indicó. 

Sanz destacó que se ha detenido a cinco personas, todos ellos varones, con edades comprendidas entre los 25 y los 60 años y tres de ellos con lazos familiares. La pasada semana pasaron a disposición judicial. 

La investigación han sido llevada a cabo de forma coordinada por la Unidad Operativa de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en Córdoba y el Grupo Operativo II UCRIF de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Córdoba de la Policía Nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios